Karla Lara

Lactancia en tándem (amamantar a dos o mas…)

  • Tener buena información y sentirte entendida y normal cuando amamantas en tándem es algo que puedes conseguir acudiendo a los grupos de apoyo a la lactancia materna, tomando alguna clase especial o con la guía de una consultora en lactancia.

lactancia-materna-en-tandem-2

Tengo 4 hijos y 3 experiencias de lactancia en tándem.

Lactar o amamantar en tándem no es otra cosa mas que dar el pecho a más de un bebé a la vez…, es decir: al bebé que supone ser amamantado por edad (recién nacido o bebé de meses) más a otro hijo de diferente edad… quizá un hermano que aún no llevado a cabo el destete.

La lactancia en tándem no es la regla pero si es frecuente, se da por lo general cuando quedas embarazada y decides no interrumpir o suspender la lactancia y seguir dando el pecho durante todo el embarazo y continuar una vez que ha nacido el nuevo bebé. Una vez nacido el pequeño, amamantas a los dos juntos o por separado. Esto es la lactancia en tándem.

En algunos textos se considera que la lactancia en tándem también aplica cuando se lacta embarazada y cuando se amamanta a gemelos o múltiples, la verdad es que no hay reglas.

Yo lo he hecho 3 veces… Con mi primer hijo hace 7 años, no suspendí su lactancia cuando supe que estaba embarazada de mi segundo bebé a sus 10 meses de edad, continuamos lactando hasta que nació mi segunda hija y compartieron el pecho todavía por 5 meses más. Mi segunda hija tomó pecho hasta que cumplió 4 años y medio y durante el embarazo de mi tercer hijo tampoco suspendí su lactancia, ellos compartieron el pecho 1 año 7 meses…, luego y ahora, con mi cuarto embarazo… al año 6 meses de mi tercero, continuamos amamantando, de tal manera que ellos comparten el pecho ahora y llevan a haciéndolo ya por 3 meses…, así que bueno…, entre uno y otro he amamantado durante 7 años sin interrupción, 3 veces embarazada y 3 veces en tándem…, entonces algo sé de que va…

Si has decidido que la lactancia en tándem es algo que quieres intentar o conocer entonces infórmate bien. Es muy posible hacerlo pero también es retador y cansado, como cualquier otra experiencia de lactancia, y de igual manera trae bellísima recompensas consigo.

Algunas cosas que te servirá saber:

  • La leche cambia: tu hijo que esté lactando durante el embarazo podrá notar que la leche será distinta, a veces menos abundante, otras mas ligera, para que luego, cercana la fecha del parto, llegará un aumento natural en volumen y un cambio radical en la consistencia. Ese factor hace que los niños tomen dos caminos: que la dejen naturalmente (cuando el volumen baja entre el per y el 4to mes del embarazo o que por el contrario: la amen más y aumenten la frecuencia de sus tomas… (considera si puedes con el ritmo, si tu estilo de vida te lo permite, lo que te representa física y emocionalmente).
  • Los pechos están muy sensibles: uno de los primeros síntomas de embarazo es la extrema sensibilidad de los pechos, por ello es que muchas mamás eligen este momento para el destete del hijo mayor. Tienes que saber que esto se pasa y es probable que te acostumbres.

Aproximadamente un 60 % de los niños se destetan durante el embarazo. Antes se creía que lo dejaban por el cambio de sabor al aparecer el calostro, pero ahora se sabe que la leche materna no se transforma en calostro hasta pocos días antes del parto.

Mitos de la lactancia en tándem:

No, el hermano mayor no le “roba” la leche materna al pequeño. De hecho la lactancia en tándem hace que la pérdida de peso del recién nacido sea menor y se recupere más rápidamente porque la leche suele contener mas grasa debido a la alta demanda de leche que representa lactar a mas de un bebé. También es habitual que en el hermano menor no se observen las conocidas crisis o brotes de crecimiento. Siempre parece haber leche materna de sobra.

La lactancia en tándem asegura una buena provisión de leche materna al haber más estimulación. La subida de la leche se produce igual, pero con la ventaja de que tienes un hijo mayor que te ayuda a descongestionar los pechos en los días inmediatos al nacimiento, pero vale la pena tener a mano un saca leche en caso de que lo ocupes.

¿Cómo se organizan las tomas?

Considera organizar las tomas entre ambos hijos. Es frecuente que, sobre todo el primer mes de vida, el hijo mayor mame igual o más que el pequeño, y que cada vez que el recién nacido pida se acerque el mayor a pedir. En todo caso, habla con el niño mayor, trata de reducir sus tomas o de marcar algunos límites como horarios, por ejemplo ofrece el pecho al despertar y antes de dormir, o cuando el bebé duerma o no esté al pecho, los niños mayores suelen entender la prioridad de que el menor se alimentado primero, sobre todo porque para los mayores ya no representa su única fuente de nutrición, pero si mucho confort.

Mis razones para llevar a cabo lactancia en tándem en 3 ocasiones han sido:

  • Porque quiero y puedo,
  • Para respetar las necesidades del hijo mayor y sus ritmos,
  • Porque para mi lactar es una manera de maternar,
  • Porque lactar es parte de mi estilo de vida,
  • Porque desde mi primera experiencia resultó algo positivo para mí,
  • Porque al hacerlo nuestra familia vive la lactancia como algo que orgánicamente les pertenece,
  • Porque en nuestra experiencia ha favorecido el fortalecimiento del vínculo entre hermanos,
  • Porque no hemos tenido una necesidad de destete forzoso.

La lactancia en tándem no favorece el contagio de enfermedades entre hermanos. Incluso es probable que el hecho de que la madre comparta la misma inmunidad con ambos hijos consiga que el pequeño reciba defensas para luchar contra los virus o bacterias de los que el mayor es portador.

La lactancia en tándem no perjudica la salud de la madre. Seguir dando el pecho durante el embarazo supone muy poco desgaste energético al disminuir de manera importante la producción. 

La lactancia en tándem produce contracciones uterinas. La lactancia de un solo bebé también. Lo que sí sucede es que a pesar del cansancio y esfuerzo que ello pueda implicar, la madre secreta un alto volumen de oxitocina y ello hace que se tenga un buen estado de ánimo.

Hay bebés que son forzados al destete durante el embarazo y luego cuando nace el nuevo bebé quieren regresar a lactar, no hay reglas a pesar de que uno crea que se tiene todo planeado. En esta nota puedes leer algunos consejos para llevar a cabo un destete respetuoso http://mamanatural.com.mx/2015/01/destete-6-consejos-para-tomar-la-decision/

Tener buena información y sentirte entendida y normal cuando amamantas en tándem es algo que puedes conseguir acudiendo a los grupos de apoyo a la lactancia materna, tomando alguna clase especial o con la guía de una consultora en lactancia.

Para averiguar la mejor forma de amamantar dos a la vez tendrás que experimentar y que probar una variedad de posiciones con los bebés, posturas de tu cuerpo (sentada, acostada, apoyada en almohadas…), por ejemplo la posición cruzada (las piernas del recién nacido sobre el hijo mayor), la posición de doble balón de rugby o de americano, un niño de cada lado (con el recién nacido apoyado en una almohada y tu niño sentado a tu lado con las rodillas apuntando hacia afuera), los niños mayores son de gran ayuda pues a veces pueden intentar y preferir lactar de pie o hincados lo cual facilita encontrar una postura.

Si te es difícil de coordinar en los primeros días, vuelve a intentarlo más tarde – ¡al final te será más fácil!

Si has elegido intentar una lactancia en tándem infórmate si, pero también escucha a tu cuerpo, sigue tu instinto pues nadie mejor que la madre que lo hace sabe mejor sus razones para hacerlo, durante cuánto tiempo y cuándo dejar de hacerlo.

Te deseo muchos momentos de amor y leche compartida.

Karla Lara

@KarlaDoula

foto-0551 images-24 images-23 images-22 images-21 8986761621_50385ef7d7_z images-20 fotografia-bebe-toro-tristan-1(pp_w860_h572)

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA