Crianza, Familia

La violencia animal, un indicador de una vida violenta

  • Tristemente, en muchas ocasiones la violencia por un niño hacia las mascotas no es notada hasta que afecta a los humanos. Los padres, maestros y comunidad que no dan importancia al abuso animal, no se dan cuenta que este menor es una bomba de tiempo.

La violencia animal, un indicador de una vida violenta… La violencia hacia los animales ha sido una práctica tan cotiana que se ha convertido en una actividad poco sancionada e incluso aplaudida por un sector de la sociedad. Lamentablemente, varios estudios han revelado la estrecha relación entre los actos de crueldad animal con la violencia hacia los mismos humanos.

En la entrega anterior hablamos de la importancia que tiene el denunciar estos actos, ya que esa violencia hacia otra especie, está relacionada con la violencia que viven muchos niños y jóvenes en nuestra actualidad. En esta ocasión profundizaremos más sobre ese tema.

Datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en su último estudio de 2014, indican que México es el país con más víctimas de bullying, con más de 18 millones de afectados registrados.

Estudios recientes han identificado el abuso hacia los animales como un detalle sumamente importante en el historial de personas con expedientes de violencia ahacia otros humano. Estos actos de crueldad animal suelen ser la primera alerta de una patología violenta que incluirá a víctimas humanas. Perfiles de asesinos en serie, realizados por el fundador de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI Robert K. Ressler, señalan que un asesino comienza matando y torturando animales cuando es menor de edad.

“Cualquiera que esté acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente, está en peligro de menospreciar también la vida humana”, escribió el Dr. humanitario Albert Schweitze.

Estas tendencias inician cuando no le enseñamos a los niños que no es correcto jalar la cola a un cachorro, por ejemplo. Se nos olvida que el respeto hacia los otros es el inicio de nuestro propio respeto. Conductas negativas que no son atendidas por los padres, terminan siendo vistas como naturales por los infantes.

Otro detonador de la violencia de los niños hacia los animales es por repetición de una lección aprendida en casa. Tal como sus padres, reaccionan al enojo o a la frustración con violencia y esta violencia recae en el único miembro de la familia más vulnerable que el niño, es decir la mascota, hasta que encuentre otra víctima de su furia fuera de casa.

Los pequeños y jóvenes que acosan a sus compañeros de clase suelen ser personas con una necesidad importante de sentirse superior a los demás, que no saben controlar sus impulsos ni emociones y que crecieron con una falta de límites y con una nula concepción de lo correcto e incorrecto de sus acciones, que a través del tiempo van elevando el nivel de sus actos violentos hacia los demás. Empiezan con insultos hasta sucesos donde los compañeros terminan sin vida.

Tristemente, en muchas ocasiones la violencia por un niño hacia las mascotas no es notada hasta que afecta a los humanos. Los padres, maestros y comunidad que no dan importancia al abuso animal, no se dan cuenta que este menor es una bomba de tiempo.

La población debe reconocer que el maltrato hacia cualquier ser vivo es inaceptable y pone en peligro a todos. No pases por alto esos actos de crueldad a un animal por mínimos que sean. Recuerda  que de la manera en como formemos y eduquemos a nuestros hijos será el futuro que tendrán ellos y su entorno.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org,  @Earthgonomic y /Earthgonomic.

También te puede interesar leer: http://www.mamanatural.tv/el-maltrato-animal-algo-que-no-deben-conocer-tus-hijos/México, primer lugar en “bullying” de la OCDE

 

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA