fbpx
Celebrity News

La marcha de las mujeres: cientos de miles de mujeres marchan contra Trump

  • En una movilización sin precedentes, cientos de miles de mujeres están marchando hoy en varias ciudades de todo el mundo para expresar su repudio al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En una movilización sin precedentes, cientos de miles de mujeres están marchando hoy en varias ciudades de todo el mundo para expresar su repudio, su rechazo a Donald Trump en su investidura de Presidente de los Estados Unidos.

Desde Washington hasta Nueva Dehli y la Antártida, las mujeres se han reunido en la denominada “Marcha de las Mujeres”, condenando la retórica sexista y racista de Trump, quien, desde el inicio de su campaña, ha denigrado a las minorías.

Inicialmente, la denominada ‘Marcha de las Mujeres’ (Womens March, en inglés) había sido convocada en Washington, pero los alcances de la protesta rebasaron fronteras y continentes debido al rechazo global que ha generado el magnate neoyorquino con sus discursos. Tras apenas una noche en la Casa Blanca, Trump amanece con marchas masivas impulsadas por mujeres y apoyo absoluto en redes sociales.

Las marchas comenzaron muy temprano, los discursos defienden los derechos de las mujeres y de la comunidad gay, musulmanes, inmigrantes. La “Marcha de las Mujeres”, ha reunido cientos de miles de mujeres alrededor del mundo, una gran mayoría de mujeres vistió prendas de color rosa, portaron carteles acusando a Trump que se leían: “¿Alguien ha visto mi máquina del tiempo?”, “Mi cuerpo, mi decisión” o “Pelea como una chica”.

Una larga lista de oradores entre los que figuran el cineasta Michael Moore, la actriz Scarlett Johansson, Ashley Judd y la legendaria defensora de los derechos civiles Angela Davis, Madonna, Cher y Katy Perry, Julianne Moore son algunas de las participantes… Uno de los emblemas de la marcha fueron los gorros “pussy cat” (gatito), que se cuentan por miles y son una respuesta al polémico comentario de Trump de que a las mujeres hay que agarrarlas por sus partes íntimas (“pussy”, en inglés).

“La Marcha de las Mujeres enviará un claro mensaje al mundo y a nuestro nuevo gobierno en su primer día en el cargo de que los derechos de las mujeres son derechos humanos”, dijeron los organizadores. 

Todo surgió con una idea de una desconocida abogada jubilada de Hawai, Teresa Shook, que creció como bola de nieve en las redes sociales.  “¿Y si las mujeres desfilaran masivamente en Washington durante la investidura?”, preguntó. Cuando fue a acostarse, tenía 40 “Me gusta”. Cuando se despertó, más de 10.000, y el llamado siguió creciendo. Es la primera vez en 40 años que un mandatario recién elegido tiene una popularidad tan baja, de apenas 37%, según un sondeo de CBS News. 

La marcha es oficialmente apoyada por Amnesty International y Planned Parenthood, la mayor red de planificación familiar del país, al cual los republicanos del Congreso quieren quitar financiamiento. También estarán presentes representantes del movimiento Black Lives Matter, una asociación especializada en la denuncia de abusos policiales contra los negros. 

Unas 300 “marchas hermanas” se llevaron a cabo en otras grandes ciudades del país y en el extranjero. Las primeras tuvieron lugar en Australia y en Nueva Zelanda.  En Europa, decenas de miles de personas se movilizaron en Ámsterdam, Londres, París, Berlín, Praga, Roma, Belgrado, Atenas, Oslo, Sofía, Viena, Dublín, Varsovia, Estocolmo, Madrid y Zagreb, aunque también se registran concentraciones en otras ciudades menores del viejo continente. Hubo marchas en varias ciudades de Asia como Tokio, Manila, Calcuta, Nueva Dehli, Bangkok y Seúl. En Ciudad del Cabo, Sudáfrica, una marcha feminista se lleva a cabo frente al consulado de Estados Unidos. En Kenia, cientos manifestantes protestan contra Trump en Nairobi, la capital y en la Ciudad de México también.

Esto ya no es un simple ejercicio para manifestar ideas o de protesta, es una clara muestra de lo que se puede lograr cuando las personas se unen en una iniciativa, cuando una idea se transforma en acción y cuando las minorías han dejado de serlo…

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA