Lifestyle, Salud, Salud Alternativa

La luz de las pantallas reduce nuestro periodo de sueño

  • Los niños que no duermen bien se vuelven hiperactivos, de hecho la pérdida de sueño puede ser confundida por desorden déficit de atención.

periodo de sueño

La luz de las pantallas reduce nuestro periodo de sueño: un ensayo del médico Charles Czeisler publicado en el periódico Nature, afirma que recibir luz artificial de pantallas irrumpe con los ritmos naturales del cuerpo y aumenta el riesgo de condiciones médicas asociadas al mal sueño como obesidad, enfermedades cardiacas, ataques y depresión.

La luz artificial puede prevenir un buen descanso deprimiendo la actividad neuronal que lleva al sueño, y libera melatonina.

“La tecnología nos ha desincronizado con el día natural de 24 horas a partir del cual nuestro cuerpo ha evolucionado, llevándonos a la cama más tarde. Y usamos cafeína en la mañana para levantarnos tan temprano como sea posible, constriñendo nuestras horas de sueño.”

Es difícil confirmar tendencias confiables de comportamiento de sueño, pero una encuesta publicada el año pasado de trabajadores en Bretaña reveló que 5% dormían menos de 5 horas al día. Después una encuesta similar en Estados Unidos sugirió que cerca de 30% de encuestados dormían menos de 6 horas al día, Centres for Disease Control and Prevention (Centro de Control y Prevención de Enfermedades) dijeron que el sueño insuficiente era una epidemia.

Czeisler afirma que la pérdida de sueño eleva el riesgo de enfermedades y aquellos que duermen menos de 5 horas al día aumentan 15% de probabilidades de muerte. Los niños que no duermen bien se vuelven hiperactivos, de hecho la pérdida de sueño puede ser confundida por desorden déficit de atención.

Según Czeisler el número de personas que no cumplen con el periodo necesario de descanso aumentará gracias a disponibilidad de televisores, computadoras, tablets y otros dispositivos que funcionan con LED, esta luz produce ondas azules y verdes que hacen reaccionar a las células sensibles a la luz que se encuentran en los ojos. Por ello Czeisler propone que las luces de las pantallas sean de tonos cálidos como rojos o anaranjados.

[the guardian]

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA