Embarazo, Lactancia, Salud

La lactancia prolongada disminuye el riesgo de padecer diabetes

  • Se calcula que alrededor de 300 millones de personas en el mundo han sido diagnosticadas con diabetes. Con la intención de sensibilizar e informar sobre esta enfermedad la Asamblea General de las Naciones Unidas designó este día desde el 2006 para aplicar campañas y programas preventivos que promuevan la salud y disminuyan esta preocupante cifra.

El día de hoy queremos sumar con información de utilidad, información que te ayude a ti y a tu bebé a prevenir la diabetes. Si bien sabemos que una buena alimentación, ejercicio y un monitoreo constante de nuestros triglicéridos -especialmente si sabemos que existe predisposición genética- son acciones que promueven y aseguran una vida saludable es cierto que también se pueden utilizar otras estrategias para complementar.

Si te encuentras lactando queremos informarte que tienes menor riesgo a padecer diabetes tipo 2 de acuerdo a un estudio publicado en la revista JAMA International Medicine. Los resultados arrojaron que aquellas mujeres que amamantaron a sus bebés por un periodo de máximo 6 meses disminuyeron 25% el riesgo, mientras que las mamás que optaron por lactancia prolongada disminuyeron el riesgo hasta un 47%.

Ericka P. Guderson, directora de esta investigación declaró que la incidencia de diabetes se redujo de forma gradual según el incremento de tiempo de lactancia sin importar la etnia, diabetes gestacional, estilo de vida, fisonomía u otros indicadores metabólicos.

Por si esto fuera poco otro estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública en México público que la lactancia prolongada también beneficia al bebé, no sólo por las innumerables propiedades y efectos positivos que siempre estamos resaltando aquí sino también por qué disminuye significativamente el riesgo de padecer este tipo de enfermedades.

Hoy y todos los días son perfectos para mejorar nuestros hábitos, informarnos, adoptar por opciones más saludables y también más amigables con el planeta. Comencemos a dejar de gastar en la enfermedad y a comenzar a invertir en la salud.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA