El Librero de Mamá Natural, Familia

La importancia de los cuentos…

  • A través de los cuentos, los niños pueden ayudarse a resolver sus propios miedos y temores.

importancia de los cuentos

La importancia de los cuentos… Escuchar historias es algo que disfrutamos durante toda la vida, y para los pequeños los cuentos de hadas, los cuentos sencillos acordes con la capacidad de comprensión, etapa de desarrollo o edad, son un alimento fundamental para su desarrollo.

Los cuentos son muy importantes para estimular la fantasía en los niños, el permitir que el niño goce de la fantasía durante sus primeros años es fundamental, ya que esta puede proveer una infinita fuente de energías creativas para el futuro. El momento de sentarnos o acostarnos junto a nuestro hijo para contarle un cuento, idealmente un cuento que nos hemos aprendido previamente y que ya hemos hecho nuestro, produce un vínculo que para nosotros y para el niño será de un valor invaluable.

El cuento es una herramienta imprescindible, donde los niños se adentran en el mundo del encanto y la fantasía. Al repetir el mismo cuento por varios días, el niño lo va recordando, enriqueciendo su lenguaje, su pronunciación y ampliando su vocabulario. Además al aprenderlo, le da seguridad ya que prevé lo que va a pasar.

El niño aprende a escuchar y absorbe de los temas y personajes, ideas para sus juegos, al igual que aprende a alegrarse con el triunfo de lo bueno, y así es como desarrolla la simpatía.

A través de los cuentos, los niños pueden ayudarse a resolver sus propios miedos y temores.

Los cuentos los ayudan a encontrar solución y tranquilidad frente a sus conflictos, a empatizar con las dificultades básicas de la vida (hambre, cansancio, pobreza y soledad), y a través de imágenes y personajes sencillos y arquetípicos, el niño, la princesa, el pastor, la gallinita, de acuerdo con la capacidad de comprensión del niño según su edad, también llegan a sentirse identificados.

Si como padres no acostumbramos a contar cuentos a nuestros niños, es importante saber que nunca es tarde, ya que la capacidad de narrar cuentos es algo que puede adquirirse poco a poco. Podemos usar las vivencias de nuestra vida de niños y estas historias llenas de vida serán recibidas con enorme alegría.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA