Karla Lara

La cuna vacía: la muerte perinatal es prevenible.

  • Perder un hijo es insustituible, pero importa compartir lo aprendido y ayudar a otros tantos a transitar por este dolor, hay muchas madres con los brazos y las cunas vacías, a todas ellas y a los padres de esos bebés, un abrazo infinito.

empty-crib_custom-72e65d450d267f0bf77e3db802ac96a16d96cd21-s600-c85

Hablar de la muerte de los bebés en el útero o alrededor de su nacimiento es un tema poco tratado en nuestra sociedad, es una realidad poco visible, dolorosa y sin voz…

El embarazo generalmente es el inicio de una ilusión que no siempre, y no para todas las madres y padres tiene un final feliz. Recientmente la revista médica británica The Lancet (medical journal), publicó una investigación de alto alcance sobre el tema de las pérdidas intrauterinas. La relevancia radica en que da a conocer los últimos datos sobre la situación de este tipo de pérdidas, estadísticas, qué tanto se ha avanzado en la erradicación de las pérdidas intrauterinas, el impacto social, económico y anímico de miles de familias que han atravesado por una pérdida de este tipo.

La serie “Terminando con las Muertes Intrauterinas Prevenibles” fue desarrollada por 216 expertos de más de 100 organizaciones en 43 países y comprende cinco documentos. Esta investigación significa el poder prevenir muchas muertes prenatales.  

Más de 3,000 vidas por muerte fetal se pierden al día alrededor del mundo, principalmente en países de bajos ingresos, pero la mayoría podrían ser evitables con una atención perinatal de alta calidad, revela  el  nuevo estudio.

A nivel mundial, la muerte fetal es una de las más grandes amenazas a la vida, más que enfermedades como la malaria, el sarampión o el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH), por lo que es necesario priorizar el cuidado de la salud, incluso antes de la concepción.

La reciente publicación revela que dos tercios de los 2.6 millones de niños que nacieron muertos el año pasado se registraron en África.

Existe una creencia generalizada de que las muertes fetales se deben a defectos congénitos y que son inevitables, sin embargo; de acuerdo a los resultados del estudio esto solo representa el 7.3 por ciento de los casos en los cuales los fetos mueren dentro de las primeras 28 semanas de gestación.

En realidad, más de la mitad de los fallecimientos en el útero ocurre durante el parto como consecuencia de enfermedades prevenibles, en particular sífilis y paludismo, indica la investigación.

Nigeria y Chad reportan las más altas tasas de mortalidad fetal en África, donde sólo Ruanda ha sido capaz de reducir el número de bebés nacidos muertos, mientras que Pakistán es el país que registra la mayor tasa de este tipo de decesos en Asia y a nivel mundial.

En contraste, Islandia y Dinamarca son las naciones europeas con la tasa más baja de muertes fetales, mientras que Japón y Corea del Sur tienen el menor número de decesos en la región Asia-Pacífico

El 98% de las muertes intrauterinas se registran en países de bajos y medianos ingresos, 75% de los cuales están en África subsahariana y Asia meridional, y por lo general, los casos tienen lugar en zonas rurales.

Es en estas regiones donde más de 40 millones de mujeres dan a luz sin la adecuada atención en su hogar cada año, lo que eleva los riesgos de muerte para los bebés y hasta para las madres, a lo cual se suma el hecho de que muchas veces se prolonga el parto más allá de la fecha estimada.

El estudio encontró que la mayoría de las muertes fetales se debe a problemas de salud materna relacionados con la nutrición, obesidad, tabaquismo, enfermedades como sífilis y paludismo, o no infecciosas como diabetes, cáncer o afecciones cardiovasculares.

Los investigadores sugieren que cada etapa del embarazo hasta el nacimiento debe ser monitoreada para salvar vidas, pero principalmente el cuidado de la salud de las mujeres antes de la concepción.

Pese a las reducciones significativas que se han detectado en el número de fallecimientos de madres y bebés, se han producido pocos cambios en el número de pérdidas fetales pese a que éstas se consideran “evitables”.

La mitad de todos los nacimientos de bebés muertos ocurren durante el proceso del parto, normalmente tras un periodo de gestación de nueve meses, de acuerdo con el citado texto cuyo título en inglés es “The Ending Preventable Stillbirth”.

Los autores del estudio hicieron visibles las consecuencias “ocultas” que conllevan esas pérdidas fetales, al registrar más de 4.2 millones de mujeres con síntomas de depresión, que con frecuencia dura años, además de las pérdidas económicas en familias y países.

“Debemos dar voz a las madres de 7 mil 200 bebés que nacen muertos por todo el mundo cada día”, indicó Joy Lawn, de la London School Of Hygiene & Tropical Medicine, encargado del estudio.

“Existe una mala percepción de que muchas de las muertes son inevitables”, aunque el citado estudio muestra que “la mayoría” de las pérdidas fetales no tendrían lugar si se aplicasen las medidas pertinentes” -Lawn.

“La mitad de los 2.6 millones de muertes anuales podrían prevenirse mejorando los cuidados de mujeres y bebés durante el parto y, además, podrían salvarse muchas más vidas con cuidados efectivos durante el embarazo”, agregó.

Nuevos datos estimados de la London School Of Hygiene & Tropical Medicine, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF revelan desigualdades enormes por todo el mundo

El estudio demuestra que los Países Bajos realiza los progresos más rápidos en prevención de estos casos, al reducir las pérdidas fetales el 6.8% anualmente, mientras que Estados Unidos es uno de los países desarrollados donde los progresos se dan de manera más lenta, con una reducción anual del 0.4%.

El estudio analiza también factores de riesgo asociados con esos casos y dice que muchas muertes podrían evitarse tratando infecciones durante la gestación. También se evitarían muchos de esos fallecimientos erradicando epidemias globales como se considera ya a la obesidad y a la hipertensión, reforzando el acceso a servicios de planificación familiar, en especial para mujeres mayores y muy jóvenes y afrontando las desigualdades de renta en los distintos países.

Es importante dar a conocer los avances para prevenir las muertes gestaciones y prenatales, es importante dar voz y validar las emociones de las familias que han vivido ese proceso, es importante que las autoridades sanitarias y los profesionales de la salud conozcan los nuevos estudios y que apoyen en la creación de protocolos sensibles para prevenir y en su caso acompañar el duelo  por la pérdida de un bebé.

Si buscas mas información en redes sociales puedes ubicarla con los siguientes hashtags: 

‪#‎stillbirths‬
‪#‎stillbirth‬
‪#‎StillbirthAction‬
‪#‎endstillbirths‬
‪#‎stillbirthmatters‬
‪#‎stillbirthawareness‬
‪#‎infantlosssupport‬
‪#‎pregnancylosssupport‬

Perder un hijo es insustituible, pero importa compartir lo aprendido y ayudar a otros tantos a transitar por este dolor, hay muchas madres con los brazos y las cunas vacías, a todas ellas y a los padres de esos bebés, un abrazo infinito.

Karla Lara 

@KarlaDoula

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA