Salud

La circuncisión: lo que hay que saber

  • Es una decisión que impacta la salud del niño a largo plazo, es muy importante informarse y conocer los beneficios y daños secundarios de profesionales de la salud.

circuncisión

¿Qué es la circuncisión?

Es importante no perder de vista que la circuncisión es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se corta para retirarse de manera definitiva el prepucio, es decir; la piel que recubre la punta del pene del bebé o del niño. Se lleva a cabo por razones clínicas y en otros casos por motivos religiosos (el khitan en el Islam o el Brit Milah (Bris) en el judaísmo).

El prepucio es un repliegue doble de piel y membrana mucosa que protege el glande (cabeza de pene). Esta piel protege a su pene de la resequedad y la irritación causadas por la pipí, la popó y el contacto con la ropa.

¿Qué tan común es la circuncisión?

La circuncisión es un procedimiento común. A pesar de ello el debate en cuanto si la circuncisión deber ser realizada a todos los niños continúa entre los expertos en salud, algunas autoridades sanitarias afirman que aunque los beneficios de la circuncisión superan los riesgos, dichos beneficios no son lo suficientemente relevantes como para recomendarles este procedimiento quirúrgico a todos los niños.

Los hombres que son circuncidados presentan niveles más bajos de infecciones del tracto urinario, enfermedades de transmisión sexual (incluyendo VIH) y cáncer de pene. Algunas de las complicaciones de la circuncisión incluyen la posibilidad poco común de sangrado e infección después de la operación. A largo plazo, tu hijo podría experimentar una disminución de sensación en su pene aunque esto muy raramente ocurre. 

Es muy recomendable que si estás considerando que tu niño sea circuncidado, hables con su médico para conocer los pros y contras de la circuncisión.

La edad recomendada es por lo general al nacimiento y siempre con el consentimiento de los padres.  Si el bebé es prematuro o se considera de bajo peso al nacer, si nació con algún padecimiento o enfermedad o si tiene alguna anormalidad, no debe hacérsele la circuncisión de inmediato después del nacimiento. De hecho, la circuncisión solo debe llevarse a cabo en bebés sanos.

¿Cómo se les hace la circuncisión?

Es una cirugía debe ser realizada por un doctor. Se le considera cirugía menor, y no toma mucho tiempo, la recuperación es ambulatoria. Es probable que se use anestesia local para adormecer el área. Esta puede consistir en una inyección en la base del pene o la aplicación de una crema tópica entre 60 y 90 minutos antes del procedimiento. Si tu bebé va a ser circuncidado más de unas cuantas semanas después de su nacimiento, necesitará estar bajo anestesia general antes de la cirugía. 

La circuncisión en la religión judía se hace sin anestesia por un circuncidador experto (conocido como mohel).

Un vez que finalice la circuncisión, es probable que sienta dolor y que tenga irritación e inflamación. Cuando le cambies el pañal, asegúrate de que su pene apunte hacia abajo, para que el pañal no roce tanto su glande. El médico te puede sugerir algún medicamento para aliviar el dolor.

Mantén la punta del pene de tu bebé lo más seca posible durante los primeros dos o tres días, y luego baña a tu bebé una o dos veces al día. Evita usar productos para el baño perfumados y permite que circule tanto aire como sea posible alrededor del pene de tu bebé mientras esté sanando. Trata de que esté un rato sin pañal todos los días. 

La herida debe sanar entre siete a 10 días después del procedimiento. 

Posibles complicaciones:

Son poco comunes, pero si llegaras a notar cualquiera de los siguientes síntomas, llama de inmediato al doctor. 

  • El sangrado no cesa o notas cualquier señal de que el área puede estar infectada.
  • Tu bebé no puede orinar de manera normal dentro de las 6 a 8 horas después de la circuncisión. 
  • Fiebre. 
  • El enrojecimiento alrededor de la punta del pene empeora después de 3 a 5 días. 
  • La secreción de color amarilla dura más de una semana. Ten en cuenta que un poco de ese tipo de secreción es normal durante la primera semana después del procedimiento. 

La circuncisión está recomendada por razones médicas en casos de fimosis, que es una alteración, a veces congénita, que impide que el glande despunte con normalidad. La piel que lo recubre, el prepucio, no se retrae con normalidad y la punta del pene no asoma como debe. En la edad adulta provoca dificultades para mantener relaciones sexuales y puede causar dolor al orinar, aunque esto último es extraño en niños.

La circuncisión se hace necesaria por razones médicas en caso de:

1. Balanitis de repetición. Está infección o inflamación de la piel que recubre el glande del pene está causada por una higiene deficiente.
2. Fimosis. Se presenta cuando el ‘anillo fibroso’ que recubre el glande impide que éste pueda retraerse y descubrirse, lo que puede dar lugar a infecciones bajo el prepucio sobrante.
3. Condilomatosis peneanas. Enfermedad de transmisión sexual, causada por el virus del papiloma humano (VPH). Cuando las verrugas que pueden aparecer en el glande y el prepucio están muy extendidas, la cirugía es necesaria.
4. Cáncer de pene. Se recomienda como parte del tratamiento, dependiendo de su ubicación y extensión.

En general, se recomienda cuando existen infecciones frecuentes en el pene, y en la orina; cuando existe dolor y dificultad al orinar; cuando existe dolor durante las relaciones sexuales y cuando hay presencia de parafimosis (una urgencia urológica producida por la inflamación del anillo que forma el prepucio retraído. Puede ahogarlo hasta el punto de ocasionar la pérdida del glande).

Es una decisión que impacta la salud del niño a largo plazo, es muy importante informarse y conocer los beneficios y daños secundarios de profesionales de la salud. Es una decisión importante que no debe tomarse a la ligera.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA