Karla Lara

La cesárea, ¿cómo y cuándo? (Cesárea innecesaria VS Cesárea humanizada)

  • La cesárea es un invento maravilloso para sacar algunos bebés con problemas, pero es trágico que se convierta en una forma habitual de nacimiento.

cesa3.jpg
cesa2

La cesárea es un invento maravilloso para sacar algunos bebés con problemas, pero es trágico que se convierta en una forma habitual de nacimiento.

Michel Odent.

Es necesario que las mujeres empecemos a tomar en nuestras manos la responsabilidad de nuestra maternidad: del embarazo y de la manera de nacer y de criar a nuestros hijos e hijas. Es necesario recuperar el poder y la sabiduría que tiene nuestro cuerpo de mujer para “dar luz” a los bebés que concebimos. Resulta importante que al ponernos al frente de nuestros procesos fisiológicos, lo hagamos con información, con intuición, conectadas con nuestro espíritu y con nuestra divinidad femenina, cercanas a la naturaleza de nuestra esencia mamífera, para proteger de los excesos de la medicina y de la tecnología la atención de nuestros partos, ello es necesario hacerlo para lograr buenos, suaves, bellos, seguros y tranquilos nacimientos. 

El cuerpo de toda mujer sabe parir al bebé que concibió y luego gestó y aún con ello, vivimos una era en la que las cesáreas ocupan un lugar muy extenso entre los nacimientos y no se trata siempre de las cesáreas necesarias que salvan la vida de madres e hijos, sino de las cesáreas que no tienen una razón de ser y que por el contrario suponen riesgos innecesarios para la mamá y el bebé. Es necesario informarnos sobre lo siguiente: ¿Qué es una cesárea?, ¿Cuándo se justifica y cuándo no?, ¿Cuáles son los riesgos para mí y para mi bebé? y de las posibilidades de poder experimentar una “cesárea respetuosa” en caso de resultar necesaria. 

¿Qué es la cesárea? 

La cesárea es una cirugía mayor que supone un corte abdominal para extraer al bebé del útero, requiere anestesia, puede durar entre una y dos horas desde sus preparativos iniciales hasta la sutura final y el momento en que pasa mamá a recuperación. La cesárea requiere el uso de analgésicos durante las horas siguientes a la cirugía y la convalecencia a veces se considera una limitante (por protocolo hospitalario) para que mamá y bebé permanezcan juntos, situación que en ciertos casos retrasa o afecta el inicio de la lactancia. 

La cesárea entonces tiene riesgos propios de una cirugía y por eso solo debería llevarse a cabo cuando sus beneficios superen esos riesgos y no por elección. 

Riesgos de la cesárea para la mamá: 

  • Muerte materna mayor que en el parto natural.
  • Posibilidad de hemorragia. (No es común, pero si muy grave).
  • Trombosis o embolias (desprendimiento de coágulos que viajan en el torrente sanguíneo a otros órganos del cuerpo).
  • Anemia por pérdida de sangre y necesidad de transfusión.
  • Infecciones (en útero, vejiga, herida o piel).
  • Adherencias (tejido fibroso).
  • Cicatriz dolorosa.
  • Complicaciones de la anestesia: cefaleas (dolores de cabeza).
  • Sufrimiento emocional: aumenta riesgo de depresión post-parto, síndrome de estrés postraumático. 

Riesgos de la cesárea para el bebé: 

  • Muerte del bebé mayor que en el parto normal.
  • Falta de madurez de ciertos sistemas por ausencia del trabajo de parto.
  • Prematuridad yatrogénica (nacer antes de tiempo provocado por tratamiento médico).
  • Cortar al bebé al realizar la cesárea.
  • Falta de contacto con la bacteria vaginal de la mamá (incrementa riesgo de sufrir asma o alergias). 

Indicaciones absolutas para la cesárea: 

  • Prolapso de cordón: el cordón umbilical sale por la vagina antes que el bebé y la cabeza del bebé lo presiona impidiendo la circulación de sangre y oxígeno. Si esto sucede, hasta que se realice la cesárea de emergencia se recomienda que la mamá esté en cuatro puntos (apoyo en manos y rodillas).
  •  Desprendimiento de placenta: antes o durante el trabajo de parto la placenta se despega parcialmente del útero.
  • Placenta previa: obstruye la salida del bebé por el cérvix, se diagnostica hasta el final del embarazo.
  • Mala postura del bebé: transversal o presentando la cara.
  • Enfermedades graves de la madre.
  • Afecciones cardiacas de la mamá.
  • Muerte de la mamá. 

Indicaciones relativas para la cesárea: muchas veces se practica por elección de la mamá o por recomendación médica. 

  • Pelvis estrecha o desproporción céfalo-pélvica (cabeza del bebé vs., pelvis de la madre).
  • Presentación desfavorable del bebé: no presenta la parte más estrecha de su cabeza (se puede corregir con ciertos movimientos de la madre: gatear, danza del vientre, etc.)
  • Presentación de nalgas del bebé (podálica).
  • Tumores que impidan la salida del bebé (miomas), se detecta hasta la dilatación y no antes.
  • No evolución o estancamiento de la dilatación (distocia): por miedo, estrés…
  • Pérdida del bienestar fetal (antes sufrimiento fetal) es igual a la pérdida progresiva de la recuperación del ritmo cardiaco del bebé.
  • Cesárea anterior.
  • Embarazo gemelar o múltiple.
  • Infección por herpes genital.
  • Eclampsia: falla renal en la madre, proteínas en orina, tensión arterial alta. 

Falsas indicaciones para cesárea: edad de la madre, peso y talla del bebé, para proteger el suelo pélvico, para que no duela el parto. 

¿Cómo es una cesárea respetuosa o humanizada? 

  • Te ha sido informada la razón de la cesárea y sus beneficios y riesgos y has accedido por necesidad del procedimiento y no por elección o imposición.
  • Te informan de las opciones de anestesia, sutura, atención del bebé al momento de nacer.
  • Estás acompañada durante tu cesárea (pareja, doula, etc.).
  • Puedes solicitar ciertas cosas que te hagan sentir más cómoda: música de fondo, silencio en el quirófano, que te enseñen a tu bebé al momento de nacer, puedes tener un brazo libre para tocar y abrazar a tu bebé cuando nazca.
  • Te permiten permanecer con tu recién nacido e iniciar un vínculo afectivo que ayude a la recuperación emocional de ambos y les permita iniciar la lactancia.
  • La calidad de la atención que recibas es crucial para tu recuperación. 
cesa

La cesárea muchas veces deja además de la herida física, una herida emocional por la pérdida del parto que me imaginé, se puede atravesar un verdadero duelo al respecto a pesar de tener un bebé sano, se requiere de mucha paciencia, descanso, apoyo y comprensión para recuperarse de la mejor manera posible. Importa entender que la cesárea interrumpe el embarazo y su evolución hormonal natural, con lo cual el cuerpo reclama su bienestar por un largo periodo de tiempo. Hablar y reconocer la experiencia física y emocional sobre la cesárea puede ayudar a identificar mis sentimientos al respecto y a disfrutar mejor el post-parto tras la cirugía. Entender que tener una cesárea no es condición absoluta de tener más cesáreas en el futuro con otros embarazos resulta de gran importancia. El parto vaginal después de cesárea (PVDC) es posible. 

Si entendemos que la evolución de un parto, es decir; la manera en que se comporta el cuerpo y la fisiología de una mujer al momento de tener un hijo depende en mucho de su estado emocional, podremos entender que no es necesario rescatar ni proteger a la mujer y a su bebé del pasaje del nacimiento, sino por el contrario, sabremos reconocer con certeza que vivir y experimentar el nacimiento natural de un bebé es benéfico en todos los sentidos para nuestra ecología humana. 

Hacernos cargo de nuestra maternidad significa tomar cada decisión de manera informada, responsablemente, se trata del nacimiento de tu bebé, sin importar que sea una cesárea, el nacimiento de tu bebé es un momento único.  

Referencias:

¿Nacer por cesárea?, Cómo evitar cesáreas innecesarias y vivir cesáreas respetuosas, Olza Ibone, Lebrero Martínez Enrique, Ed. Norma.

www.elpartoesnuestro.es 

Twitter de la autora: @KarlaDoula  

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Mamá Natural al respecto.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA