Embarazo, Lactancia, Nacimiento, Salud

Importancia de la nutrición los primeros 1000 días de vida

  • La fase más importante, en la que más deberemos esforzarnos por brindar los mejores cuidados, es la que abarca nuestros primeros “1000 días de existencia”. Tan solo, durante el primer año de vida, su peso al nacer se triplica, para los dos años, su estatura se duplica y su cerebro se desarrolla hasta alcanzar un 80-85% de su peso adulto y de su desarrollo total…

Se conoce como los primeros 1000 días al período de tiempo que comienza con el  embarazo y termina cuando el niño cumple dos años de edad.

Durante este tiempo existe un rápido crecimiento físico y mental de los niños. Tan solo, durante el primer año de vida, su peso al nacer se triplica, para los dos años, su estatura se duplica y su cerebro se desarrolla hasta alcanzar un 80-85% de su peso adulto y de su desarrollo total.  

Es de suma importancia prevenir la aparición de desnutrición durante los 1000 días,  debido a que el daño ocasionado es irreversible, incluso si la desnutrición se controla, las consecuencias que origina son diversas y se manifiestan tanto a corto como a largo plazo. Por ejemplo, puede afectar el crecimiento, desarrollo mental, desempeño intelectual y desarrollo de capacidades en los niños. También es responsable de la aparición frecuente de enfermedades infecciosas como diarrea y enfermedades respiratorias. Cuando llegan a ser adultos tienen mayor riesgo a presentar obesidad, diabetes e hipertensión arterial.

¿Sabías que los Primeros 1000 Días moldearán el resto de la vida de tu bebé?

Desde el embarazo y hasta los 2 años de edad las necesidades de nutrición de los bebés evolucionan constantemente. Una buena nutrición durante este periodo crítico, establece las bases para un futuro saludable.

Embarazo: ¿Cómo mis hábitos afectan a mi bebé?

Con el embarazo aumenta la necesidad de nutrientes, por lo que son habituales las deficiencias de proteínas, energía, vitaminas y minerales. Para cubrir estas demandas, las futuras mamás deben tener una adecuada salud y nutrición antes y durante el embarazo.

Una nutrición equilibrada y una ganancia de peso adecuada, durante el embarazo, puede reducir el riesgo de que tu bebé presente obesidad en la vida adulta.

¡No comas por dos! Comer alimentos con muchas calorías, pero pocas vitaminas y minerales, puede llevar a una ganancia de peso excesiva y problemas de salud para ti y tu bebé.

No es necesario que aumentes tu consumo de calorías en los primeros 3 meses de embarazo, pero a partir del 4º mes se recomienda consumir de 340 a 450 calorías más por día.

Elecciones simples como: comer frutas y verduras todos los días, reducir el consumo de azúcares refinadas y grasas saturadas y mantenerte activa; te ayudarán a no ganar peso de más.

Además, tu alimentación en el embarazo puede influir en los futuros gustos de tu bebé. Al variar tu alimentación, expones a tu bebé a diferentes sabores mientras está en tu vientre, ayudándolo a aceptar nuevos alimentos cuando sea más grande.

0-6 Meses: La leche materna es el mejor alimento para tu bebé. Esto es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud para amamantar de manera exclusiva y a libre demanda a los bebés hasta los 6 meses de edad porque la leche materna:

  • Se modifica conforme tu bebé crece para aportarle toda la energía y nutrimentos que requiere
  • Promueve el desarrollo del sistema inmune, reduciendo alergias e infecciones
  • Mejora el desarrollo cognitivo
  • Reduce el riesgo de presentar obesidad y diabetes en la infancia y en la vida adulta
  • Contiene la cantidad y calidad adecuada de proteínas para asegurar el crecimiento de tu bebé en cada etapa de su desarrollo

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida. Sin embargo, 3 de cada 5 bebés no son alimentados con leche materna de manera exclusiva en este periodo de tiempo.

Por todo lo anterior, es de suma importancia que las madres se aseguren de tener una adecuada salud y nutrición, así como desarrollar adecuadas prácticas de alimentación infantil, las cuales incluyen:

  • Lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida
  • Inicio de la alimentación complementaria a partir de este momento
  • Mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años de edad.
  • La primera infancia es la fase más importante para el desarrollo general durante toda la vida.   El desarrollo cerebral y biológico durante los primeros años de vida depende en gran  medida del entorno del lactante.

 

6 a 12 meses: ¿Qué alimentos debo darle a mi bebé?

A partir de los 6 meses, con la finalidad de cubrir las necesidades de los bebés, se recomienda iniciar la alimentación complementaria también conocida como ablactación.

Al iniciar la transición a alimentos sólidos, es común que haya deficiencias de nutrimentos. Los bebés tienen estómagos pequeños, pero necesitan nutrimentos en mayor cantidad, por ejemplo:

  • Calcio: 3 veces más que los adultos para el crecimiento de los huesos
  • Hierro: 6 veces más que los adultos para asegurar el desarrollo congestivo

Al iniciar la alimentación complementaria, se recomienda elegir alimentos ricos en energía, vitaminas y minerales Ej., cereales infantiles fortificados para evitar deficiencias de nutrimentos.

1 a 2 años: ¿Cómo puedo ayudar a mi bebé a tener una dieta saludable de por vida?

Los hábitos de alimentación saludable se establecen en edades tempranas. A los 2 años, los patrones de alimentación comienzan a establecerse. Presta atención a las señales de hambre y saciedad, de esta manera conocerás cuando tu pequeño tiene hambre o ya está satisfecho.

Cuando los peques comen con toda la familia, su alimentación es un reflejo de lo que ellos observan. Cuando ustedes coman alimentos nutritivos, tu hijo también los comerá.

¡Este es el momento de experimentar! Ya que después de los 2 años, los niños tienden a rechazar los alimentos que no conocen.

Procura ofrecer diferentes sabores y texturas para ayudar a tu bebé a disfrutar una variedad de alimentos y no te des por vencida si tu peque no lo acepta, en algunas ocasiones necesitan probar hasta 8 veces el mismo alimento para aceptarlo.

¿Y por qué los Primeros 1000 Días son importantes?

Porque los niños que reciben una adecuada nutrición en esta etapa tienen más posibilidades de:

  • Recuperarse más fácil de enfermedades infantiles
  • Ir mejor en la escuela
  • Tener mayores ingresos a futuro
  • Alcanzar su máximo potencial

Para aprender más sobre cómo puedes guiar a tu bebé hacia un futuro saludable, visita:

  

www.comienzosano.nestlé.com.mx

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA