Familia, Nutrición, Salud

¡Hogar dulce hogar, sin azúcar!

  • Los datos son alarmantes, pues la diabetes en niños de 8 y 10 años que han desarrollado diabetes tipo 2 va en crecimiento, cuando era un tipo de enfermedad que se presentaba después de los 40 años.

Un último estudio realizado en la Facultad de Medicina de la UNAM a cargo de la Dra. Ana Lilia Rodriguez arrojó datos alarmantes de la diabetes, niños de 8 y 10 años han desarrollado diabetes tipo 2, cuando era un tipo de enfermedad que se presentaba después de los 40 años.

¿Qué está pasando? ¿Qué se está haciendo por cambiar las condiciones en los hábitos alimenticios de la infancia mexicana? En su conferencia “Bebidas azucaradas y comida chatarra, un riesgo para la salud”  la Dra. Rodríguez hace un llamado de atención a los padres de familia y autoridades para desarrollar estrategias que realmente mejoren los hábitos alimenticios, puntualiza que las cifras que arrojó su investigación exigen medidas inmediatas, 75 por ciento de la población adulta y 35 por ciento de los niños presentan obesidad o sobre peso en nuestro país.

Se requiere invertir 150 minutos de ejercicio semanalmente para mantener un peso saludable, y en caso de requerir bajarlo la cifra se duplica a 300 minutos. Esto debe ser acompañado por una alimentación saludable y la ingesta de suficiente agua simple, 2 litros de preferencia, sin incluir jugos, refrescos u otro tipo de bebidas.

Lo preocupante es que en algunos casos los niños son expuestos a esta predisposición desde su vida in útero, si la madre tiene obesidad o sobrepeso. La obesidad conlleva riesgos a la salud tales como hipertensión arterial, daño renal, hígado graso, alteraciones ortopédicas, apnea del sueño, complicaciones pulmonares, síndrome metabólico y diabetes.

Lo más importante es no bajar la guardia, hay alimentos disfrazados de saludables que contienen monumentales cantidades de azúcar, tal es el caso de los pequeños juguitos o lechitas con chocolate en inofensivas presentaciones de 200 ml. Que fueron desenmascaradas en una plática TED Talks del famoso chef británico y activista por una alimentación saludable Jamie Oliver, quien mostró con una carreta de construcción la cantidad de azúcar que los niños consumen al año cuando toman esas bebidas que son muy populares para enviar en el lunch.

Las recomendaciones son simples y aunque desde hace años nos las repiten constantemente parece que no las hemos puesto en acción como es debido.

  • Evitar o restringir el consumo de refresco y bebidas azucaradas.
  • Evitar o restringir el consumo de alimentos procesados
  • Disminuir o evitar el consumo de comida chatarra, la mitad de las calorías requeridas de tu día están en un combo sencillo de estos seudo alimentos.
  • Realizar actividad física con regularidad, puede ser caminar o practicar algún deporte.
  • Vigilar la etiqueta de lo que se compra, no queremos que seas una calculadora de calorías pero no está de más estar conscientes de nuestros hábitos para poder mejorarlos.
  • Retirar el azúcar progresivamente, sabemos que en muchas familias aún está muy arraigado el endulzar el té, café (en caso de los adultos), una refrescante agua de limón con azúcar refinada pero la recomendación es evitarla, y consumirla en fructosa o lactosa que son más sencillas de procesar, o bien sustituirla por miel de agave u hojas de stevia.

Ayudemos a reducir las estadísticas de la OMS que ponen a México en el primer lugar de obesidad infantil desde nuestra casa, comprando responsablemente, documentándonos y aplicándolo para llevar a nuestras mesas, bocas y pancitas alimentos altos en nutrientes. Ahora que ya lo sabes, modifica tu lista del súper, un paso a la vez sin mirar hacia atrás y ya verás que cuando te sientas y veas a tu familia más saludable sabrás que esos cambios fueron una sabia decisión.

Artículo Anterior
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA