fbpx
Nacimiento

Estimular el parto con oxitocina sintética aumenta el riesgo de depresión posparto y trastornos de ansiedad

  • Debido a sus potentes efectos en el comportamiento social, incluyendo el comportamiento materno, la oxitocina ha sido identificada como un mediador potencial de la depresión y la ansiedad posparto, pero tiende a provocarla…

Estimular el parto con oxitocina sintética aumenta el riesgo de depresión posparto y trastornos de ansiedad durante el año siguiente al nacimiento demuestra un estudio. La oxitocina (del griego ὀξύς oxys “rápido” y τόκος tokos “nacimiento”) es una hormona producida por los núcleos supraóptico y paraventricular del hipotálamo que es liberada a la circulación a través de la neurohipófisis. Además ejerce funciones como neuromodulador en el sistema nervioso central modulando comportamientos sociales, patrones sexuales y la conducta parental.

En las mujeres, la oxitocina igualmente se libera en grandes cantidades tras la distensión del cervix uterino  y la vagina durante el parto, así como en el reflejo de eyección de la leche materna en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé, facilitando por tanto el parto y la lactancia, cuando se trata de oxitocina natural.

Debido a sus potentes efectos en el comportamiento social, incluyendo el comportamiento materno, la oxitocina ha sido identificada como un mediador potencial de la depresión y la ansiedad posparto. El objetivo de este estudio fue examinar la relación entre la administración de oxitocina sintética durante el parto y el desarrollo de trastornos depresivos y de ansiedad dentro del primer año postparto. Partiendo de la hipótesis de que las mujeres expuestas a la oxitocina sintética en el parto tendrían un menor riesgo de trastornos depresivos posparto y ansiedad en comparación con aquellas que dieron a luz con sus propias hormonas.

El estudio se realizó a partir de los datos disponibles en la base integrada de datos clínicos para la investigación del estado de Massachusetts durante los años 2005 a 2014, con el objetivo de calcular el riesgo relativo de depresión posparto y ansiedad en relación con la exposición a la oxitocina sintética en el parto. Para ello se compararon los datos de 37,048 partos con estimulación y 9,684 sin estimulación.

En los partos de mujeres con antecedentes de trastorno depresivo o de una ansiedad antes del embarazo,  la exposición a la oxitocina sintética intraparto aumentó el riesgo de trastorno depresivo o de ansiedad postparto en un 36%. En los partos de mujeres sin historia de trastorno depresivo o de ansiedad antes del embarazo, la exposición a la oxitocina sintética intraparto aumentó el riesgo de trastorno depresivo o de ansiedad postparto en un 32% en comparación con los no expuestos.  

Contrariamente a la hipótesis del estudio, los resultados indicaron que las mujeres a las que se administró oxitocina sintética en el parto tuvieron un mayor riesgo relativo de recibir un diagnóstico documentado de depresión o de ansiedad, o una prescripción antidepresiva / ansiolítica dentro del primer año postparto, en comparación con las mujeres a las que no se les administró.

Fuente y desarrollo: Saludmentalperinatal

También puedes leer: 

Cesárea vs parto natural (el debate…)

Tristeza, ansiedad y depresión postparto: qué son y qué hacer

 

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA