El Librero de Mamá Natural

“Eso es lo que somos y nada más”: Albert Camus comparte su idea de felicidad

  • Con un premio Nobel de Literatura en 1957, él fue uno de los forjadores del pensamiento universal moderno, además de ser uno de los escritores elementales de la literatura francesa. Nació y creció en Argelia el 7 de noviembre de 1913, y falleció el 4 de enero de 1960 en Villeblevin, Francia, con tan sólo 46 años.

1383738288_181945_1383740095_album_normal1.jpg

 

Cuando vamos por el mundo es muy fácil encontrar la palabra felicidad en todos lados. Diversas personas intentan descubrir los secretos de este estado de ánimo: que sólo es la reacción química de nuestro cuerpo ante ciertos estímulos placenteros, que no es un estado sino una manera de vivir,  que es el deseo constante de ser feliz, y un sinfín de divagaciones.

A 100 años de su nacimiento, Albert Camus nos deja el monumento de su paradigma de la felicidad. Recorrió zonas áridas y agobiantes en una búsqueda casi ansiosa de ese estado de ánimo. Es decir, para comprender el verdadero significado de la felicidad, tuvo que enfrentarse a complejas situaciones tanto a nivel mundial (la Primera y Segunda guerras mundiales) como a nivel personal.

Paso a pasito: ¿quién era Albert Camus?

Con un premio Nobel de Literatura en 1957, él fue uno de los forjadores del pensamiento universal moderno, además de ser uno de los escritores elementales de la literatura francesa. Nació y creció en Argelia el 7 de noviembre de 1913, y falleció el 4 de enero de 1960 en Villeblevin, Francia, con tan sólo 46 años.

Reconocido fundador del absurdo, filosofía antagonista del existencialismo, en donde permite imaginarse una posible moral ajena a la religión, pero que ilumine la conciencia humana a pesar de la violencia y agresividad de las guerras. Su filosofía se basó en un experiencia durante su infancia en Argelia y que lo marcó de por vida: observar una ejecución pública.

¿Y qué es la felicidad según este filósofo y escritor?

De acuerdo con él, la conspiración entre el cuerpo y la mente trae como resultado la tristeza y la felicidad, ya que uno no puede existir sin el otro:

“La solidaridad de los cuerpos, la unidad en el centro de lo mortal y el sufrimiento corporal. Eso es lo que somos y nada más. Nosotros somos este humano genio en todas sus formas, desde el niño hasta Einstein. No… No es humillante ser infeliz. El sufrimiento físico es a veces humillante, pero el sufrimiento de ser no lo puede ser, eso es vida… Lo que debes hacer ahora no es más que vivir como cualquier otra persona. Lo mereces por lo que eres, una felicidad, una plenitud que poca gente conoce. Hoy esta plenitud todavía no está muerta, es sólo una parte de la vida y, para su crédito, reina sobre nosotros aunque no lo queramos. Pero en los días que están por venir, debes vivir solo, con este hoyo, esta memoria dolorosa… Este vacío que todos nosotros también llevamos dentro de nosotros (y por nosotros). Me refiero a aquellas personas que no conocen el peso de la felicidad, y aquellas que recuerdan dolorosamente otro tipo de felicidad que se diluye con la memoria. […] No es verdad que el corazón se consume, pero es el cuerpo quien crea esta ilusión. Aquellos que prefieren sus principios sobre la felicidad, rehúyen a ser felices fuera de sus condiciones que parecen estar de acuerdo a su felicidad. Si ellos fuera felices por sorpresa, se encontrarían inhabilidades, infelices por sentirse privados de su infelicidad.”

En caso que se interesaran en su filosofía, Pijama Surf se encargó de compilar diversos textos suyos. 

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA