Embarazo, Style

Embarazada y fabulosa: guía para lucir hermosa en el embarazo

  • Existen 4 tipos de cuerpos en embarazadas y para ellos, una guía para lucir hermosa en el embarazo.

A veces, cuando miro fotos de mi mamá o tías cuando estaban embarazadas no puedo evitar el pensar que quien diseñaba -si es que a eso se le podría llamar diseñar- la ropa de maternidad del pasado no tenía la intención de hacerlas sentir lindas. Hombreras, mangas anchas y abombadas, vestidos con babero, overoles cero favorecedores, estampados y colores más que llamativos… Afortunadamente los tiempos han cambiado y las alternativas que puedes encontrar hoy en día son dignas de un look de pasarela, si aún no encuentras tu estilo de embarazada, no te preocupes y pon atención a la siguiente guía.

De por sí es complicado saber que nos queda bien y definir nuestro estilo cuando no estamos embarazadas, pero esta tarea a veces se vuelve misión imposible en algunos casos, y todo porque nuestro cuerpo cambia tan rápido que no hay tiempo de asimilar la nueva forma cuando ya llega el momento de que nazca tu bebé.

Por suerte, como en la mayoría de las cosas, es solamente cuestión de documentarnos un poco, poner en acción nuestra creatividad y disfrutar al máximo de nuestra pancita. Existen 4 tipos de cuerpos en embarazadas, así es solo que en lugar de ser pera, manzana, rectángulo o reloj de arena, ahora se clasifican por el modo en que el peso y el líquido se distribuyen, eso sí, en todos puedes lucir hermosa y sacarle partido a cada una de tus curvas.

Ganado peso por todos lados:

En algunos casos no solamente se aumenta el volumen de la pancita, sino que por la distribución de líquidos vemos un aumento en general, espalda, caderas, brazos, en estos casos el punto focal debe estar en el bebé, ósea la barriga:

  • Un vestido de tejido suave tipo algodón o jersey a la rodilla que se pegue a tu cuerpo y encima un kimono o suéter largo que caiga en tu cuerpo y deje asomarse a tu pancita es muy favorecedor. El vestido deberá ser de un tono sólido, la misma paleta que siempre te haga sentir hermosa pero de un solo color, mientras que el suéter o kimono deberá contrastar con un estampado divertido o alegre.
  • Pantalones entubados que lleguen hasta tus tobillos en tonos obscuros para alargar tus piernas, y en la parte de arriba una camiseta o blusón ligero que caiga sobre tu cuerpo, la tela debe ser ligera para dar ese aspecto casual y lograr un effortless look.
  • Otro look que se puede volver tu consentido es un maxi vestido estampado o de un color brillante y ponerte encima un suéter ligero a la altura de la cintura que se ajuste un poco a tu cuerpo, abierto pero acentuando tu espalda y busto. De nuevo estaríamos dándole un acento a tu pancita.

Pancita abajo:

Hay otros casos en los que solamente se gana una hermosa y redonda pancita, pero esta decide acomodarse en la parte baja de tu vientre. Si este es tu tipo de cuerpo sigue estos consejos:

  • Chic-deportivo. Busca pantalones muy amplios en la parte baja, pueden ser unos joggers o pantalones de algodón suaves que se vayan ajustando en la parte baja de tus piernas, y arriba un blusón o playera con corte campaña que se ajuste en el busto y se vaya ampliando hacia abajo. Compleméntalo usando accesorios llamativos como collares o brazaletes gruesos,
  • Los overoles o jumpsuits serán tu prenda favorita, porque favorecerán cada parte de tu cuerpo además te podrás mover con libertad, compra unos dos otros de distintos colores y reinventarlos usando distintas blusas abajo o un suéter holgado encima para una tarde fresca.

Pancita arriba:

Aquí es cuando la panza parece salir justo de la línea inferior de tu busto como cuando metes un balón debajo de tu ropa simulando que estas embarazada. Los conjuntos que te harán ver increíble son:

  • Cintura alta, compra varias faldas súper cómodas y elásticas y ponlas hasta la línea inferior de tu busto, abajo una playera o top ajustado -que sea especial para embarazadas, siempre debes estar cómoda- y encima un suéter o saco que llegue abajo de tu cadera para complementar.
  • Boho chic. Compra varios maxi vestidos, aquí decimos varios porque los podrás usar después del embarazo, y úsalos libremente, si el clima lo requiere completa tu look con tu chamarra de mezclilla de siempre o con un suéter de tejido abierto que abrace tu cuerpo, unas sandalias o tenis cómodos y no necesitarás nada más.

¿De verdad estás embarazada?

En otros casos, los menos pero llega a pasar, la pancita se mantiene muy pequeña es casi imperceptible hasta que se llega al tercer trimestre y el resto de tu cuerpo parece no haber ganado ni un gramo, aún así tu ropa normal no será siempre una opción y necesitarás estar cómoda y muy linda.

  • Compra de esos skinny jeans de maternidad en colores obscuros, varios tank tops en tonos claros y kimonos o suéteres largos, y aquí el secreto será complementar el look con un cinturón delgado que irá ligeramente ajustado arriba de tu pancita, solo para acentuarla.
  • Street look, usa de esos vestidos mini, que queden a una altura de media pierna que sean ligeramente ajustados pero sin incomodar, y ponte una bomber jacket, tus botines o converse favoritos y estarás más que linda.

Cada embarazo puede ser distinto, si tienes más de un hijo ya te habrás dado cuenta de esto, pero no hay razón para estresarnos porque con cada uno de esos cuerpo puedes lucir sensacional, el secreto está en que te veas al espejo y reconozcas lo bella y perfecta que eres, así tal y como estás.

El embarazo es una etapa hermosa en donde se debe disfrutar cada segundo, recuerda que son pocos meses, ya habrá tiempo de nuevo para ese vestido negro que amas y para andar en tacones, ahora lo importante es conocerte y sentirte bella con tu cuerpo, porque es el autor de un milagro.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA