Experiencias, Familia

El síndrome selfie y las redes sociales: de la moda al narcisismo

  • El uso desmedido de las redes sociales refleja, en sus jóvenes usuarios, signos narcisistas, reportó un análisis de The Best Computer Science Schools, un fenómeno que han identificado como el “síndrome selfie”.

Las redes sociales nos acercan a los que están lejos y nos alejan de los que están cerca… esto es lo que muchos afirman y la razón por la cual no tienen actividad en redes sociales, pero más allá de la interacción y el medio de comunicación positivo que si pueden resultar, algunos expertos afirman que el auto-retrato o selfie y el uso excesivo de Facebook y Twitter despierta el narcisismo de los usuarios. Pese a que los que lo consideran una moda, especialistas alertan sobre sus efectos.

Si eres fanático de compartir autorretratos (selfies) en redes sociales o conoces a alguien así, esta información te interesa, ya que expertos aseguran que al hacerlo reiteradamente podrían estar expresándose ciertas necesidades… ¿Tú qué opinas?

Bajo el hashtag (etiqueta) #me o #selfie, que suele acompañar a los autorretratos, miles de personas publican sus fotos en redes sociales; tan sólo en Facebook se calcula que circulan más de 240 mil millones pero, ¿por qué lo hacen? Los motivos varían:

  • Por diversión.
  • Para presumir logros.
  • Como mensaje para alguien.
  • Para compartir momentos.

Aunque no se debe generalizar, expertos en Psicología advierten que exponer excesivamente la vida personal también podría hablar de baja autoestima, o de buscar aprobación y aceptación de los demás.

Ya está muy platicado que las personas muestran en redes sociales solo lo que quieren compartir, es decir; lo que vemos es solo un momento aislado de la vida de alguien y sobre esa imagen se va construyendo una identidad sobre la que los demás se forman una opinión. Esto también genera una influencia sobre el sentido de popularidad. 

Selfie - sindrome selfie - adicción - desintoxicación - dejar las drogas - La Garriga

Selfie que fue elegido en 2012 por la revista Time, como uno de los que marcaron tendencia año.

El pensamiento a considerar es si ¿Nos estaremos volviendo narcisistas en la cultura digital? o tal vez solo represente un momento de diversión para guardar un recuerdo del momento…

¿Sabías que en Instagram hay: 36 millones de fotos tagueadas (o etiquetadas) con la palabra “selfie”, 96 millones con “yo” y no sabemos cuántas más del estilo, que no tienen ninguna etiqueta. La popularidad del selfie parece sugerir algo más allá de lo frívolo.

El sitio web Best Computer Science Schools detalla mediante una infografía que esta tendencia de las redes sociales, está convirtiendo a los sujetos en narcisistas ya que, mediante las autofotografías se revela cómo muchos usuarios persiguen la vanidad y la admiración de sus atributos físicos e intelectuales lo cual puede conllevar problemas psicológicos como depresión, trastornos obsesivos – compulsivos y dismorfofobia, por citar solo algunos.

Un estudio de las universidades de Birmingham, Edimburgo y Heriot-Watt, en Reino Unido, realizado con apoyo de 500 usuarios de la red social más grande del mundo: Facebook, reveló que quienes publican selfies de forma exagerada suelen tener relaciones más superficiales y peor sentido de la intimidad, y que es esta última característica es la que aleja a las personas acostumbradas al trato “cara a cara” (vida “analógica”), para quienes la exposición pública debilita el vínculo afectivo que existe en la vida real.

Sin embargo, expertos aclaran que en los últimos años, especialmente para los “nativos digitales” (aquellos nacidos a partir de 1980), el concepto de amistad e intimidad ya no implica necesariamente presencia física. Por ello, son las personas jóvenes quienes con mayor frecuencia buscan la aceptación de la gente mediante redes sociales, de modo que publicar selfies puede ser contraproducente si no reciben la retroalimentación esperada, dañando así su autoestima.

Los síntomas de una persona narcisista son:

1) No escucha, sólo oye para ver cómo descarta, niega, descalifica o ignora el comentario del otro.
2) Se preocupa por sí mismo. Suele ser egoísta, estar interesado en su propio bien. Si es generoso, generalmente responde a sus propios intereses.
3) Se siente por encima de todos, superior a los demás; las reglas no aplican a su persona o situación.
4) Intolerante a la crítica. Suele tener un concepto inflado de sí mismo y de su importancia; sin embargo, cualquier pequeña crítica negativa lo tumba.
5) No aceptan responsabilidad. Suelen echarle la culpa a otros de las cosas que van mal.
6) Son explosivos. Cualquier pequeñez los enoja y los puede sacar de sus cabales

Según diferentes estudios, el uso excesivo de las redes sociales puede producir problemas psicológicos como:

  • Déficit de Atención e Hiperactividad
  • Depresión
  • Trastorno Obsesivo-Compulsivo
  • Trastorno de Personalidad Narcisista
  • Trastornos esquizoafectivo y esquizotípico
  • Hipocondria
  • Adicción

Se puede hacer de esto un círculo virtuoso de las redes sociales y las selfies, potenciando la imagen positiva o atractiva, nunca están demás las palabras bonitas y además reconocer lo que la tecnología ha evolucionado, hay cámaras que caben en la punta de un dedo y miden mucho menos que eso.

Otro punto válido es reflexionar sobre si estamos viviendo y disfrutando el momento realmente o por estar pegados a las selfies con la necesidad de compartir nuestro momento con los demás… nos lo perdemos…

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA