Crianza, Familia, Sin categoría

El primer baño del bebé

  • El primer baño del bebé siempre puede causar dudas para los recién papás. Generalmente, se sienten inseguros sobre todo si no se cuenta con ayuda o información sobre ese primer momento tan íntimo con el bebé.

baby-179377_960_720

El primer baño del bebé siempre puede causar dudas para los recién papás. Generalmente, se sienten inseguros sobre todo si no se cuenta con ayuda o información sobre ese primer momento tan íntimo con el bebé. Las preguntas van desde cómo sujetarlo hasta qué riesgos se corren a la hora del baño.

Para sentirse mucho más seguros es importante tener organización. Es decir, tanto el papá como la mamá deben tener bajo control todas las condiciones pero también relajarse y sentirse cómodos.

La opinión médica en Estados Unidos recomienda  bañar al bebé de pocos meses sólo dos o tres veces por semana. Y aunque no hay mayor inconveniente por el baño diario, los bebés, especialmente los recién nacidos,  no se ensucian tanto como los niños de mayor edad, por eso no son necesarios los baños diarios.

Muchos especialistas sugieren hacer el primer baño del bebé después de la caída del cordón umbilical  entre los siete y quince días después del nacimiento, aunque muchas madres optan por hacerlo  antes, lo recomendable es hacerlo con la mayor precaución de mantener la zona del cordón limpia, libre de humedad para no generar infecciones y/o complicaciones.

Debe ser un momento tranquilo, respetuoso y lleno de amor. Ya que los recién nacidos no se ensucian tanto como los niños de mayor edad, por lo que debe resultar un momento ameno y divertido.

¡Cuidado con la temperatura! La temperatura ideal del agua para el bebé son 30 grados centígrados. La forma correcta de tomar al bebé para meterlo a la tina, es por debajo de su axila, el antebrazo de quien lo baña debe afirmar su cabecita y esa misma mano debe ir bajo la axila del bebé. La otra mano de la madre debe afirmar la espalda del bebé.  

La higiene del bebé debe hacerse utilizando esponjas sumergidas en agua templada y limpiando su cuerpo  de forma suave y de manera ascendente.

Consejos de Mamá a Mamá:

-Tener todos los utensilios a la mano (toalla, jabón, esponjita, pañales, ropita del bebé…) y mantenerlos  cerca para evitar desplazamientos.

-Estar muy alerta, nunca dejar solo al bebé bajo ninguna circunstancia. NUNCA.

-Es muy importante utilizar productos especiales para la piel del bebé, y en Liverpool los encuentras todos.

-Mantener la habitación cerrada y  libre de corrientes de aire. Se aconseja hacerlo en la habitación del bebé. Evita bajo cualquier circunstancia salir o en su caso, que alguien más entre a la habitación donde se baña al bebé,  para no generar corrientes de aire que puedan afectar al recién nacido.

-Checar el agua con el codo o antebrazo, ya que son partes del cuerpo más sensibles para medir la temperatura del agua.

-El nivel del agua no debe rebasar  la mitad (10 cm) de la tina. Eso dará la seguridad de que el bebé quede apoyado y da la posibilidad de irlo mojando tranquilamente, y sin riesgo a hundirse.

-Lavar y secar la tina, antes y  después del baño, y mantenerla en un lugar libre de polvo y humedad.

-Un tip familiar es meterse la toallita del bebé entre la ropa y tu estómago para que, al momento de secar,  esté a tu temperatura corporal y sea cómodo al bebé.

-Bañar al bebé en el mínimo tiempo posible, aunque no hay un tiempo limitado durante el baño, es  preferible que durante las primeras semanas no dure demasiado. Al terminar, estrecharlo a tu pecho para evitar el llanto, así se sentirá protegido y libre de peligro.

-Para evitar el nerviosismo inhala y exhala, pon música tenue y tranquila,  eso te quitará ansiedad y el estrés, incluso te dará seguridad para manejar la situación.

Que sea un ejercicio de tres, es decir,  papá,  mamá y el bebé. El apoyo de pareja es muy importante en este primer momento íntimo, procura que ambos estén involucrados en este ejercicio, tanto y como sea posible. No debes dejar de hablar al bebé y mirarlo todo el tiempo, el momento del baño es un momento único de compenetración mutua.

Si quieres encontrar todo lo que necesitas para bañar a tu bebé, visita:  

#ParteDeMiVida

@liverpoolmexico

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA