Nacimiento

El primer año del bebé los padres pierden en promedio 700 horas de sueño

  • El primer año de vida de un hijo es mágico pero es también muy demandante, seguramente uno de los temas que más desgasta a los padres son la constantes interrupciones de sueño durante la noche, un estudio europeo reveló que en promedio los padres dejan de dormir 700 horas, si estás viviendo o a punto de vivir esta situación, aquí te damos consejos para que puedas prevenir el impacto.

El Instituto Europeo de Calidad del Sueño reportó que durante el primer año del bebé los padres perderán en promedio 700 horas de sueño. Lo cual repercute en el desempeño de sus vidas diarias, en sus empleos, su humor y relaciones interpersonales. Y es que muy pocos bebés duermen corridas 4-5 horas durante la noche, la mayoría se despierta 2-3 veces y no solamente implica levantarse y atenderlo durante media o una hora. Es también el tiempo que tardamos en volver a conciliar el sueño.

Los bebés duermen un promedio de 16 a 20 horas al día, pero esas horas habrá sean divididas en sesiones de 3 y existen algunos casos en que los bebés pueden dormir periodos de hasta 4 horas en el día pero solamente 2 durante la noche, lo que vuelve todo un reto poder estar durmiendo en lapsos de 2 horas por unos 2 o 3 meses. Aún si se toman turnos entre un papá y mamá después de unos 5 días sin reponer el sueño se vuelve prácticamente una misión imposible el podernos desempeñar como de costumbre, eso sin considerar que la rutina se ha modificado y que ahora nuestra atención y cuidados están dedicados a nuestro pequeño angelito.

No entremos en pánico, hay algunas estrategias reparadoras que nos ayudarán durante esta etapa:

  • Aunque es difícil al principio, se sugiere modificar la hora de dormir, si antes de la llegada del bebé se dormían a las 10, recorran una hora eso podrá comenzar un poco.
  • De ser posible tomen siestas reparadoras, si las actividades laborales lo permiten duerman unos 10-15 minutos durante el día.
  • Cuidar la alimentación, consuman alimentos, principalmente a la hora de desayuno que los carguen de energía y antioxidantes, granos, frutos secos, cereales integrales, huevo, chocolate, verduras de hoja verde y picante (pimienta o chile)
  • Evita los ladrones energéticos, a pesar de que tiene fama de despertar, la cafeína resta vitalidad al cuerpo -solo genera un estado de alerta-, otros ladrones son el azúcar, edulcorantes y el alcohol.
  • Adopten un ritual de relajación, meditar, escuchar mantras o sonidos relajantes, tomar un té, apagar tele y no estar pegados a los dispositivos electrónicos o cualquier foto estimularte ayudará a que tu mente se prepare para descansar, así aunque duermas menos garantizas descanso.
  • Sean asertivos si el domingo solo quieren descansar y quedarse en pijama hasta medio día, háganlo, si les urge ir por despensa, usen el servicio en línea con el que cuentan todas las tiendas de autoservicio, si es el cumpleaños del hijo del primo de la vecina y no quieren ir, no vayan, hagan lo que realmente quieren hacer.

Recuerda que es solo un periodo, y aunque no lo creas pasa en un abrir y cerrar de ojos, disfrútalo al máximo y adopta cualquier hábito que mejore tu calidad de vida.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA