Ecología, Vida y estilo

El plástico es tóxico: 8 maneras efectivas de reducir su uso cotidiano

  • Desde hace algunos años, diversos científicos generaron polémica al dar a conocer los efectos negativos del aditivo Bisferol-A (BPA), encontrado en los productos de plástico.

20-frasco-de-vidrio-tapa-40cc-hexagonales-envase-souvenir_MLA-F-131037091_7623.jpg

El plástico es tóxico: 8 maneras efectivas de reducir su uso cotidiano. Desde hace algunos años, diversos científicos generaron polémica al dar a conocer los efectos negativos del aditivo Bisferol-A (BPA), encontrado en los productos de plástico.

De boca a boca se esparció el hecho que este químico alteraba los niveles de estrógenos en el cuerpo. Se relacionó con la incidencia de enfermedades como  diabetes, obesidad, problemas en el desarrollo de órganos en los fetos, entre otros.

Y gracias a la presión social, las empresas que vendían esos productos de plástico cesaron de añadir el BPA en la producción. No obstante, en su lugar, introdujeron el Tritán, un químico más estrogénico que su antecesor (y por consiguiente, con más consecuencias negativas en el cuerpo humano).  

Por ello, Mamá Natural, en apoyo con Mind Body Green, te comparte algunas alternativas que podrán ser útiles para evitar el uso de plástico: 

  1. Opta por comida fresca, la cual te ayudará a reducir tanto el uso de contendedores de plástico como el consumo de comida procesada (con aditivos y conservadores sintéticos).
  2. Acércate a los proveedores de la comida (granjeros, agricultores, horticultores) que estén cerca de tu hogar.
  3. Hazlo tú mismo: enlatados de conserva, cajas de contenedores, etcétera.
  4. Escoge alimentos que estén empacados en vidrio en vez de plástico; o incluso, conserva tus alimentos en contenedores de vidrio, cerámica y acero inoxidable.
  5. Compra a granel, siempre y cuando sea posible. Es una manera de consumir productos libre de empaquetados de plástico.
  6. En caso que no se pueda evitar el uso de plásticos, escoge los más seguros. Busca los números #2, #4 y #5 en los productos envueltos en este material; o incluso artículos de plástico con base en plantas (como el poliácido láctico).
  7. Evita los plásticos tóxicos, como el #3, #6 y #7.
  8. No te mortifiques cuando comas algo envuelto en plástico. Se trata de minimizar el uso de este producto; sin embargo, hay ocasiones en que es imposible evitarlo por completo.

Recuerda que, finalmente, es una práctica que ayudará a proteger tu salud de estos químicos. Existen muchas alternativas que podrán suplir los productos de plástico; es cosa de utilizar la imaginación. 

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA