Embarazo, Nacimiento, Salud

El parto en casa planeado es seguro

  • Si estás planeando un parto en casa estos datos duros pueden servirte para seguir o no con tu decisión. Estos datos son recientes y basados en evidencia científica.

parto en casa

El parto en casa planeado es seguro de acuerdo con el ACOG (Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia).

En los Estados Unidos aproximadamente 35,000 nacimientos (0.9%) suceden en casa, de los cuales un cuarto no son planeados ni atendidos por diversas razones. Es un cambio que el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia  (The American College of Obstetricians and Gynecologists) ha reconocido que cada mujer tiene derecho a tomar decisiones informadas respecto al nacimiento de sus hijos.

Es muy importante que toda mujer esté debidamente informada de los diversos factores que son críticos para reducir las tasas de mortalidad perinatal y para alcanzar resultados favorables en el parto en casa. Estos factores incluyen ser candidata para parto en casa; seleccionar una partera certificada o una enfermera obstétrica para acompañarlo, cuya preparación y licencia cumplan con International Confederation of Midwives’ Global Standards for Midwifery Education, que además tengan acceso a consulta médica y a un traslado seguro y rápido a un hospital.

No se considera seguro para planear un parto en casa una mala presentación fetal, embarazo múltiple o una cesárea previa.

Recomendaciones:

  • Las mujeres que desean un parto en casa deben de ser informadas de los riesgos y beneficios basados en evidencia reciente. Específicamente deben ser informadas de que a pesar de que el parto en casa está asociado con menos intervenciones médicas, también está asociado a mayor tasa de muerte perinatal (1–2 en 1,000) y por lo tanto,  a un incremento en el daño neurológico (0.4–0.6 en  1,000) en el recién nacido.
  • Es importante saber que los resultados de estos estudios son observacionales.
  • Si se ha demostrado que los partos en casa son menos intervenidos y también que la tasa de inducciones, analgesia local, constante monitoreo fetal, episiotomía y por supuesto la cesárea se reducen notablemente.
  • Los partos en casa también se asocian con menores desgarros perineales de tercer y de cuarto grado, así como a menos laceraciones e infecciones maternas.
  • Ser candidata para un parto en casa significa que que no existan enfermedades maternas preexistentes, la ausencia de enfermedades significativas o padecimientos durante el embarazo, que se trate de un solo bebé, que venga en presentación cefálica (de cabeza), que la edad gestacional sea mínimo de 36-37 semanas completas y menos de 41-42, que el trabajo de parto haya iniciado de manera espontánea y que la paciente no haya sido trasladada de otro hospital.
  • Otro factor que suma seguridad es que el transporte esté disponible en caso de requerir traslado al hospital, la tasa de traslado es de  23–37% en mujeres nulíparas (madres por primera vez) y de 4–9% en multíparas.
  • En nuestro país (México) el parto en casa planeado, en mujeres sanas, con bebés sanos puede ser una opción con un adecuado control perinatal y sobretodo bajo el cuidado de un médico o de una partera que tenga experiencia y credenciales suficientes.

https://www.acog.org/-/media/Committee-Opinions/Committee-on-Obstetric-Practice/co669.pdf?dmc=1&ts=20160727T0416202794

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA