Crianza, Familia

El fracaso de hoy quizá es el éxito del mañana (y puedes ayudar a tus hijos a entenderlo)

  • Quienes depositan toda su confianza en las calificaciones resultan ser los más susceptibles a abandonar los estudios. Cuando perdemos a veces ganamos y esto es una gran lección…

El fracaso

El fracaso de hoy quizá es el éxito del mañana (y puedes ayudar a tus hijos a entenderlo)… Algunos padres conciben la educación como un proceso de trabajo-recompensa que tiene como fines únicos la adquisición de calificaciones altas, trofeos y reconocimientos y pierden de vista el objetivo principal de la educación: el mero aprendizaje, en el que el fracaso es parte inherente.

Cuando los padres conciben el fracaso de sus hijos como una oportunidad para aprender, los preparan mejor para la vida, lo que dista mucho de festejar los errores o pasarlos desapercibidos, pero cerrarse por completo a la posibilidad de fracaso o intentar aislar a los hijos de éste no sólo es imposible sino ingenuo.

Por ejemplo, en una carrera como medicina en la que se lidia con la muerte, la responsabilidad de varias vidas, y donde un pequeño error puede adquirir grandes dimensiones, aquellos chicos capaces de aceptar el fracaso, lidiar con la presión y enfrentar la adversidad con inteligencia y equilibrio son los estudiantes exitosos; por el contrario, quienes depositan toda su confianza en las calificaciones resultan ser los más susceptibles a abandonar los estudios.

Enseñar a nuestros hijos que el fracaso es parte del intento, del aprendizaje puede ser una gran herramienta de vida, para aprender lo simple: que a veces se gana y a veces se pierde y que eso es la vida: prueba y error, prueba y acierto y que lo importante de cada experiencia reside en el proceso del esfuerzo por hacer que suceda.

[The Atlantic]

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA