Embarazo, Salud

El embarazo cambia el cerebro de la mujer en favor del bebé

  • El estudio (publicado en la revista Nature Neuroscience) ha comparado la estructura del cerebro de las mujeres antes y después de su primer embarazo y ha demostrado que la gestación implica cambios que se mantienen a largo plazo en la morfología del cerebro de la madre.

embarazo cambia el cerebro de la mujer

Mediante el análisis de imágenes obtenidas con resonancia magnética, por primera vez, un equipo de investigadores españoles ha demostrado que el embarazo provoca cambios en la morfología del cerebro de la mujer, como una reducción en el volumen de la materia gris en regiones implicadas en las relaciones sociales. Estos cambios pueden mantenerse hasta dos años después del parto y están asociados a la adaptación de la madre para atender más eficientemente las necesidades del bebé.

Hasta ahora se sabía que el embarazo implica cambios hormonales radicales y adaptaciones biológicas, pero estos científicos del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han aportado las primeras pruebas.

El cerebro de las mujeres embarazadas cambia, literalmente. Un estudio muestra por primera vez que la materia gris de las embarazadas se reduce en áreas relacionadas con la empatía. Esta poda o reducción en las conexiones neuronales de la madre optimizaría determinadas funciones, como interpretar los estados mentales del hijo o anticipar posibles amenazas del entorno. Los cambios, no percibidos en los padres, se mantienen dos años después del parto.

En el estudio, a 25 mujeres les realizaron una resonancia magnética en el cerebro antes de quedarse embarazadas y después de tener al bebé. Los investigadores también escanearon la cabeza de los futuros padres. Como grupo de control, también tomaron imágenes de los cerebros de una veintena de mujeres y otro tanto de hombres que no habían tenido hijos.

El estudio, publicado en la revista Nature Neuroscience, revela profundos cambios físicos en el cerebro de todas las mujeres durante el embarazo. En particular, detectó una marcada disminución de la sustancia gris en determinadas áreas de la corteza cerebral y no en otras. Las imágenes mostraron esa retirada de conexiones neuronales en zonas que los científicos relacionan con la cognición social, con la habilidad humana de ponerse en el lugar de los demás, de anticiparse a sus intenciones, de leer la mente del otro, es decir, de empatizar. Pero retirada no significa pérdida.
 
“A mayor eficacia cognitiva, menos sustancia gris. Es lo que llamamos poda adaptativa”, dice el investigador de Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y coautor de la investigación, Óscar Vilarroya. Este proceso de poda recuerda mucho a otro momento de la vida donde se desata otra tormenta hormonal: la adolescencia. “Los niños tienen más materia gris y en su paso a la adolescencia pierden conexiones neuronales”, recuerda Vilarroya.

La investigación mostró que esa reducción no va en detrimento de las habilidades cognitivas de las madres. Las embarazadas parte del estudio obtuvieron la misma puntuación en varios test que las mujeres del grupo de control. “Lo que hace la poda de materia gris es optimizar las conexiones neuronales”, sostiene la investigadora de la Universidad Carlos III y del hospital Gregorio Marañón, Susanna Carmona, también coautora del estudio.

Las áreas del cerebro que más cambian durante el embarazo.
Las áreas del cerebro que más cambian durante el embarazo. ÓSCAR VILARROYA
Esta disminución de la materia gris solo es cosa de madres. Las imágenes del cerebro de los padres no mostraban diferencias ni respecto de las de los otros hombres ni con las que les tomaron antes de ser padres. También comprobaron que las áreas que habían perdido más sustancia gris eran las que se activaban cuando una madre veía imágenes de su hijo pero no cuando contemplaba fotografías de otros niños.
embarazo cambia el cerebro de la mujer
Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA