Salud

Depresión, la nueva epidemia

  • La depresión no es cosa de juego, no es por una mala actitud ante la vida o por otros factores emocionales, es un padecimiento, un trastorno que afecta a 300 millones de personas en el mundo y que puede tener un desenlace fatal. La depresión es la epidemia del milenio.

La depresión es un trastorno mental que tiende a ser confundido con otras expresiones del estado de ánimo, estar deprimido no es solamente estar triste y tener una mala actitud, es un padecimiento que en su estado server o es capaz de incapacitar a las personas y que de acuerdo a cifras de la OMS es la causante de que cada año 800 mil personas comentan suicidio.

Ha sido catalogada como la segunda causa de muerte en jóvenes entre 15 y 29 años, y lo peor es que más de la mitad de los pacientes con depresión no recibe tratamiento. Se trata de un problema cultural, la gente no está informada o sensibilizada para detectar los síntomas y el personal del sector salud no le da la importancia necesaria o aplica evaluaciones de manera errónea  por lo que al no ser diagnosticadas correctamente son tratados con medicamentos que no son los adecuados.

Actualmente las sectores de salud de distintas naciones -unos más que otros- comienzan a aplicar campañas de sensibilización e información para detectar los dos tipos de depresión: trastorno depresivo recurrente y trastorno afectivo bipolar, ambas requieren de diagnóstico y tratamiento por parte de un experto en salud mental.

Es un tema prioritario para el sector salud, estudios han reportado que para el 2020 será la segunda causa de discapacidad en el mundo, y en el caso de países en vías de desarrollo, como es el caso de todos los de Latinoamérica, el escenario es menos esperanzador pues se pronostica que la depresión será la primera causa de discapacidad.

Como en todos los temas de salud y bienestar, es importante estar documentados, respetar y escuchar los mensajes que nos manda nuestro cuerpo, prevenir, si existe predisposición genética o hemos experimentado últimamente algunas adversidades o experiencias negativas, hay que estar atentos y fortalecer nuestros hábitos de bienestar, estar rodeados de la gente que amamos y atendernos a tiempo. Recuerda que la depresión es un problema biológico tiene que ver con el funcionamiento electro químico del cerebro, no con las emociones por lo que se requiere acudir con un profesional en la materia.

Comparte la información, comparte una sonrisa y démosle la vuelta a las estadísticas con prevención y voluntad.

Artículo Anterior
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA