Claudia Lizaldi

Conectar con tu ser real… ¡Bailando en la luna!

  • Te invito a bailar, te invito a bailar en la luna, a gozar de cada momento, pues cada evento de la vida es precioso y es necesario para el siguiente.

galleryCL10.jpg
galleryCL10

Tenemos grandes oportunidades para abrazar el día a día sin embargo también tenemos muchos pretextos para ser infelices, la historia la contamos a partir de una primera decisión: Dónde poner nuestra atención.

Cada día tiene su magia, tiene sus razones, su propia energía y si NO nos permitimos recordarlo, no podemos conectar y cuando no podemos hacerlo es cuando todo pierde ritmo, fluidez y sentido. Encerrados en la pequeña caja que es la sociedad desarrollada por la mano del hombre nos queda poco espacio para movernos, tenemos que salir de la caja finalmente la caja ni siquiera existe, es una ilusión humana, a veces bella y otras no, depende del creador…

Necesitamos escuchar más verdades (escuchando al corazón) para poder crear una vida a nuestro propio gusto y definitivamente tenemos aliados para ello, es aquí que la luna es cómplice…

La vida es cíclica y al final todo vuelve…

Los ciclos lunares son perfectos para entender los momentos por los que transitamos en esta tierra, luna nueva, la siembra, el inicio, luna creciente, tiempo para crecer y florecer, luna llena, de cosecha y luna menguante, momento de limpiar para comenzar de nuevo; este orden aplica a cuanto nos rodea y definitivamente aplica para entendernos a nosotras mismas, sin embargo dejamos de observar, dejamos de bailar con la naturaleza.

Te invito a bailar, te invito a bailar en la luna, a gozar de cada momento, pues cada evento de la vida es precioso y es necesario para el siguiente, pero al recibirlos y despedirlos bailando la perspectiva cambia, puedes soltar la presión que significa estar esperando esto o lo otro y más trascendental aún dejar ir lo que ya no esta, sabiendo que la vida es cíclica y que al final todo vuelve, distinto, con otra cara pero vuelve, estamos viviendo en desarmonía con nuestra propia naturaleza para correr a conectarnos con el afuera con un tiempo sintético que mide de forma estricta y en el que sólo las oficinas encajan, y sí trabajar es maravilloso, son oportunidades de crecer, de crearnos pero no somos ese trabajo que tenemos, no somos la ropa que usamos ni el coche que manejamos, tampoco la casa que habitamos, y aún más profundo ni siquiera el cuerpo a través del cual interactuamos con el mundo, somos mucho más pero enfocándonos en lo material perdemos el sentido de lo que vale la pena y realmente nos llena, que sin duda es alimentar el espíritu, llenarnos de vida, de emociones, de alegrías, de momentos sin tiempo, sin límite, sin estructuras…

Observa…

Bailar en la luna es un pretexto la intención real es perder el control y soltar las ideas que te limitan para gozar a plenitud de tu naturaleza creadora, de tu enorme poder, de tu potencial de ser Diosa y guerrera, Dios y Guerrero… de ser Ser HUMANO, de respirar sin prisa, de perder tu reloj en lo más profundo de un cajón y tu agenda para conectar con tus ciclos reales y poder trascender esta historia de la que además ninguno saldrá vivo pero seguro que habrá quien saldrá con la victoria más grande, la conquista del alma propia, de los miedos que te pausan, EL DERRUMBRE DE TUS PROPIOS LÍMITES…

Observa este mes los ciclos lunares, tanto nos hemos desentendido de lo que importa y nos hemos imbuido en lo que no, que a veces te será difícil ver la luna, pero trata de seguir su secuencia y aplicarla a un proyecto personal, seguro que su energía suma y te ayuda, suena a locura ¡pero qué no hemos visto que no son los locos los que salen victoriosos de esta experiencia que llamamos vida! Así… espero verte hoy… bailando en la luna

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA