Hilda Arjona

¿Cómo saber si mi hijo está listo para dejar el pañal?

  • Para que nuestro hijo deje el pañal, debe de estar listo en 3 formas: Físico, cognitiva y emocionalmente.

dejar el pañal

Las historias que he escuchado sobre el tema de dejar el pañal van desde las más sencillas y prácticas, hasta las más terroríficas y atemorizantes. Renata está por entrar en este proceso, así que busque asesoría antes de empezar. Platiqué con Diana Sánchez, Directora de Cuncuna, (Centro de Desarrollo para padres e hijos de 0 a 6 años) y les comparto lo que me platicó:

Para que nuestro hijo deje el pañal, debe de estar listo en 3 formas:

A)   FISICAMENTE:

El dejar el pañal es un proceso de control de esfínteres a voluntad. Empecemos por lo más básico; ¿qué son los esfínteres?. Los esfínteres son músculos circulares en forma de anillo que abren y cierran, algunos a voluntad otros de manera involuntaria. Un niño puede estar listo para controlar sus esfínteres en promedio al año 8 meses.

B)     COGNITIVAMENTE:

Entender de que se trata el asunto de ir al baño, el niño debe de entender que se espera de él. Ubicar el escusado, ubicar el papel del baño, estar conscientes de todo, de bajarse la ropa y hacer pipi o popó.

C)   EMOCIONALMENTE:

Aquí es dónde recae la parte más importante y más fuerte del asunto. Hay niños que están listos en esta área al año y medio y hay quienes lo están hasta lo tres años o más. Para el niño es un asunto de querer crecer, de dejar ir, ya que lo que sale de su cuerpo es parte de ellos. Necesitan estar listos para soltar o desprenderse de cosas. Si aún no quieren compartir juguetes, comida, espacios, es un niño que todavía no está listo para dejar el pañal.

dejar el pañal

Así que el asunto se resume en una frase, “el niño irá al baño por que sabe que puede hacerlo y quiere hacerlo”, y este punto va de la mano con el hecho de que está buscando su INDEPENDENCIA.

Aquí les dejo los puntos para saber si su hijo está listo para dejar el pañal:

1)     Que su pañal esté seco por mucho tiempo y se llene en un instante, esto significa que suelta toda la pipí en cierto momento, está controlando esfínteres.

2)     Tiene horarios para ir al baño. Ejem.- Hace popó todas las mañanas.

3)     Pide que lo cambies después de hacer pipí o popó.

4)     Se da cuenta antes de que vaya  a suceder, te avisa o se aleja para hacer.

5)     Tiene curiosidad de ver como lo haces tu cuando te acompaña al baño.

6)     Empieza a jugar con las palabaras todo el tiempo; pipí y popó son parte de su juego.

7)     Tienes que verlo motivado con el tema, recuerda que todo es un deseo.

8)     No es un buen momento si está en la etapa de decir que NO a todo.

9)     No es un buen momento si están pasando por un acontecimiento difícil; nacimiento hermanito, cambio de casa, entrar a la escuela, divorcio, etc.

10)Nosotras como mamás debemos estar también en un momento adecuado de mucha disposición, tranquilidad, paciencia y tiempo.

Lo importante al final es acompañar a nuestro hijo en esta etapa con mucho respeto, si somos demandantes y controladores vamos a entrar en una lucha de poder y retos.

El acompañarlos debe de ser sin estrés, sin presión, sin connotaciones negativas o positivas sobre el tema. Ojo, el 80% de los niños empieza el proceso de dejar el pañal sin estar listos, acompañemos a nuestros hijos a su debido tiempo y con todo el respeto del mundo.

Les comparto los datos de Diana Sánchez por si alguien quiere asesoría sobre temas de educación.

Diana Sánchez
Directora Cuncuna
diana@cuncuna.com.mx
www.cuncuna.com.mx

Nos leemos pronto. 

Hilda

 

Sigue a Hilda Arjona en Twitter: @MMIUXX

 

“Lo que se les hace a los niños,

los niños harán a la sociedad”

Karl Menninger

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA