Ser Padres

¿Cómo quitar el hipo en los bebés?

  • El hipo es un fenómeno natural en los bebés desde sus primeros días de vida.

El hipo es un fenómeno natural en los bebés desde sus primeros días de vida. Incluso, algunos fetos hipan desde que están en el útero. Generalmente, el hipo no es una señal de alarma, pero puede resultar incómodo para nuestros pequeños.

Descubre  las causas más comunes y algunos remedios para quitar el hipo de tu bebé:

Causas más comunes del hipo en bebés:

  • Agarre mal del pezón en los bebés lactantes.
  • Comer muy rápido, con ansiedad y tragando mucho aire por tener mucha hambre.
  • Que el bebé tenga reflujo.
  • Cambios drásticos de temperatura.
  • Que las tetinas o chupetes de los biberones tengan un agujero muy grande  o muy pequeño.

Remedios efectivos para prevenir y quitar el hipo de nuestros peques:

  • Trata de alimentar a tu bebé cuando esté tranquilo y  aún no tenga mucha hambre. Siempre que termine de comer trata de hacerlo que eructe. Si a tu bebé le da hipo mientras come, interrumpe,  ponlo en posición vertical y dale suaves golpecitos en su espalda hasta que repita.
  • Verifica si no está tragando aire mientras se alimenta. Si le das biberón  coloca  la mamila  lo más horizontal que puedas, intentando no ladearla y manteniéndola parada.
  • Checa que el agujero de la tetina de tu biberón no sea ni muy grande ni muy pequeño. Entre más pequeño, más lenta será la salida de leche. La mayoría de las marcas de biberones cuentan con distintas rangos de tamaños, según la etapa en que se encuentre tu bebé. Los recién nacidos necesitarán el tamaño más pequeño o la etapa 1 e irán cambiando de etapa cuando vayan creciendo. Puedes checar en los empaques de las tetinas o biberones el número de etapa que corresponde a tu bebé.
  • Trata de mantenerlo abrigado siempre. Los cambios de temperatura bruscos pueden causar hipo.
  • Cámbiale el pañal regularmente. Un pañal mojado puede hacer que aparezca el hipo.
  • Si tu bebé lleva 48 horas con hipo o si los hipos le causan dolor y llora, consulta a tu médico.

     

 

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA