Crianza, Familia

Cómo hablar con los pequeños de un sismo

  • Estos días están llenos de nostalgia, relatos y noticias que nos recuerdan que hace 33 años y luego nuevamente hace 1 año la Cd. de México, Estados del Sur y Puebla fueron fuertemente golpeados por los peores sismos registrados en su historia.

Los noticieros, programas conmemorativos, las charlas en las reuniones o durante las comidas, todo gira en torno a esos desastres naturales, a las víctimas, los estragos y a las secuelas que dejo en muchos de nosotros.

Es normal que nuestros pequeños tengan sus propios recuerdos, sus miedos, y muchas preguntas al respecto.

Cuando esto sucede, ¿cómo tenemos que tocar el tema de los sismos? Aquí te compartimos algunas recomendaciones.

  1. Déjalo expresarse, sacar sus dudas, que haga preguntas, contéstalas de manera sencilla, cosas como; ¿por qué tiembla? Es debido a la energía que se libera de la tierra, es la manera en que se acomoda. –puedes hacer uso de uno de los videos que están disponibles en YouTube –especiales para explicar porque pasa un temblor a niños- para ser más clara. ¿Y va a vover a pasar? La tierra como los seres vivos, está en constante cambio, por lo que sí, va a volver a pasar, sólo que no sabemos cuando, por eso que siempre nos estamos preparando y estamos alertas.
  2. Sé prudente y pide a la gente que tiene contacto con ellos sobre lo que se cuenta, si hubo una tragedia cercana a ustedes, procuren explicarlo de manera que no genere miedo o intranquilidad en el pequeño o pequeña.
  3. Hablemos de lo positivo, en los relatos, trata de acentuar lo unidos que somos los mexicanos, -los humanos en general- ante la adversidad, como la gente ayuda desinteresadamente en esos momentos, como nos organizamos sin que nadie diga nada, como nos ayudaron de otros países, como nos preparamos con cultura de prevención para estar listos.
  4. Una vez que hayas contestado sus preguntas, vean juntos videos con recomendaciones sobre que hacer, buscar los triángulos de la vida, tener en la puerta preparada la cadena de su mascota por si tienes que salir de emergencia, que sepan los nombres completos de sus padres y un teléfono de contacto de memoria. Entre más informados y preparados estén todos, mejor será su reacción ante la emergencia.

Dejemos que ese sentimiento de unidad, solidaridad, fortaleza y resiliencia vivan y se mantengan en nosotros hasta que no haya una persona sin casa, hasta que todos lo damnificados hayan arreglado su situación, sigamos donando, apoyando y construyendo nuestro País, seamos tan grandes en la normalidad como lo somos en la adversidad. Inculquemos a nuestros hijos esos valores que nos hacen tan grandes como mexicanos y por los que somos reconocidos mundialmente.

Artículo Anterior
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA