Espiritualidad, Familia

¿Cómo evoluciona un alma a ser Indigo o Cristal?

  • El cristal será el apoyo perfecto para el Indigo para entender que ya no hay necesidad de tanta lucha contra el sistema. Que estos cambios se pueden dar también desde la paz, y el amor, ya no es tan necesaria la fuerza y la rebelión.

¿Cómo evoluciona un alma a ser Indigo o Cristal?

Como todo lo que crece y evoluciona en este mundo, esto es un proceso. Los niños Indigo tienen muchos años que llegaron a este mundo, con la intención de subir la vibración del planeta en el que vivimos, de abrir nuestra conciencia y entrar en un proceso evolutivo diferente.

Si eres mamá o papá de un niño Indigo, debes de saber que tienes una oportunidad de poder aprender y evolucionar mucho mas rápido que aquellos que no están en contacto directo con ellos.  ¿Que te van a retar? ¡Si, claro!, ¿Qué te van a querer sacar canas verdes? ¡Si, Claro!. Los índigo son un remolino maravilloso de energía, y son un espejo constante de las áreas en las cuales tienes que trabajar.

Siempre pregúntense que es lo que mas les frustra al estar con su niño Indigo… ¿Qué no les haga caso?, ¿Qué tengan una voz propia?, ¿Qué su enfoque en mantener la paz sea mas grande que su interés de ganar un torneo?, ¿Qué desafíe las reglas que les imponen?, ¿Qué sea distraído e hiperactivo?, ¿Qué quiera hacer muchas cosas a la vez? A todo esto y mas, pudieron haber contestado muchos que si, “todo eso me frustra y no se que hacer”.  Bueno, para empezar no tienes que razonar mucho en el qué hacer, sino dejarte guiar por tu corazón, ser su guía no significa imponer y controlar. Eso solo será contraproducente, y es importante que tengan presente siempre que si para que un Indigo te escuche, necesitas darle argumentos vélidos, explicaciones que sean congruentes con el actuar.

Las repuestas de… “Porque soy tu Padre o tu Madre”, NO aplican. Ellos tratarán de evitar acceder a hacer algo que vaya en contra de la libertad, y la verdad. Porque ellos vienen a liberarnos justamente de todo aquello que nos han hecho creer por mucho tiempo que es “lo correcto”. Nos vienen a enseñar a vivir nuestra propia vida, no a vivir la vida que ya tienen lista para nosotros según “el deber ser”.  Si tu eres genuinamente feliz, ellos lo van a saber y sentir, así como si estás frustrado.

Los Indigo son fuertes, son guerreros, ellos vienen a romper los paradigmas que por siglos han reinado en nuestras cabezas. Los que se dejen guiar, los que logren entenderlos y aprender, lograrán evolucionar a la siguiente frecuencia hasta poder convertirse también en Indigos. Cada persona decide en cuánto tiempo lo va a querer lograr. ¿Cuántas veces y cuántas vidas quieres repetir lo mismo para entender lo que con tanto amor han venido a enseñarte?

Mientras mas experiencias retadoras a nivel emocional sobrellevemos, mas crecemos y mas evolucionamos, y claro no hay un tipo de reto en especial que tengamos que vivir para llegar a dar un salto evolutivo grande, los retos son completamente personales y distintos de una persona a otra.

La evolución de Indigo a Cristal va por etapas también…, no es un proceso que se de en un evento o en una vida. En este caso, el Indigo tuvo que llegar antes del cristal para poder abrir el camino, y subir la frecuencia del mundo para su llegada.  Ahora, el cristal será el apoyo perfecto para el Indigo para entender que ya no hay necesidad de tanta lucha contra el sistema. Que estos cambios se pueden dar también desde la paz, y el amor, ya no es tan necesaria la fuerza y la rebelión.

El cristal vive todos los días siendo ejemplo de paz y armonía; y sin luchar contigo te va a enseñar la nueva manera de ser y de vibrar que es lo que ellos buscan lograr en este mundo. Los padres de Indigos y cristales, podrán ver claramente la diferencia entre uno y otro, y es maravilloso cuando hay uno de cada uno en una misma familia porque ¡El apoyo que se dan entre ellos es espectacular!

Espero esta nota les haya servido mucho, y nos vemos a la próxima!

Ana Sofia Chufani

Facebook: @coachaschufani
 
Te puede interesar:
 
 
 
Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA