Crianza, Familia, Ser Padres

¿Cómo es un niño que crece con una pareja del mismo sexo?

o-KID-facebook.jpg

¿Las parejas homosexuales tienen derecho a tener una familia? ¿Los niños deberían crecer en el seno de un matrimonio del mismo sexo? ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de este hecho? Estas y mil preguntas más forman parte de la polémica acerca de las parejas homosexuales formando una familia, estas nuevas familias homoparentales.

Numerosas personas afirman (fin fundamento) que estos sucesos son una completa atrocidad, ya que se puede llegar a afectar el desarrollo psicosexual y psicosocial del infante. Por el otro lado, una abundante cantidad de contraejemplos señala la habilidad parental y amorosa que este tipo de parejas pueden ejercer sobre el seno de su familia.

Por ello, el Team Angelica se dedicó a realizar un video enfocado en la opinión de niños criados por parejas del mismo sexo. Entrevista tras entrevista, los niños no sólo dejaron en claro lo felices que con sus familias “comunes y corrientes”, sino también dieron a conocer sus sueños y deseos; sus aspiraciones como cambiar la gravedad, revivir a los dinosaurios, inventar un coche que no queme gasolina, entre otros.  E inclusive, una niña apuntó que “todos somos normales, a menos que puedas volar o si acaso tienes una nariz enorme.”

Aunque el nivel de consciencia al respecto varía, muchos de los niños entrevistados estaban orgullosos de sus padres. Un chico traía puesta una playera que decía “Algunas personas son homosexuales. Supérenlo”; y al preguntarle sobre su ropa, él contestó: “Porque mi familia no es rara, es sólo buena”.

De acuerdo con la American Academy of Pediatrics:

Una vasta información de los últimos 30 años de investigación señala que los niños criados por parejas homosexuales muestran altos niveles de resiliencia en relación con la salud social, psicológica y sexual, a pesar tanto de las disparidades económicas y legales como del estigma social. Numerosos estudios demostraron que la salud de un niño se ve más afectada por: su relación con los padres, la percepción de competencia y seguridad, y la presencia de un apoyo social y económico por parte de los padres debido a una orientación sexual o de género.

Estos datos fomentan la motivación de esclarecer la polémica: es importante no generalizar ni emitir juicios acerca de aspectos que puedan implicar el bienestar tanto físico como emocional de un ser humano. Sin importar que la familia esté conformada por un solo padre o por una pareja heterosexual u homosexual, la base de ese sistema es el amor y la unión que procuran la salud de cada integrante.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA