Crianza, Familia

¿Cómo afecta la televisión el comportamiento de los niños?

  • Existe una innegable verdad: los niños se educan en casa y van a la escuela a aprender; por lo que los valores que se les inculcan en casa son los valores que reflejaran de día a día.

comportamiento de los niños

El estudio investigó si los miedos parentales entorno a la televisión realmente tienen fundamento alguno y buscaba estudiar si ciertos problemas de comportamiento o desarrollo social podrían estar vinculados con ver demasiada televisión.

La metodología del estudio conducido por la universidad de Glasgow analizó una muestra de 11,000 niños nacidos a principios del nuevo milenio en el Reino Unido, de manera que garantizarían que los niños tendrían acceso a una televisión. Las madres de los niños reportarían el número de horas que sus hijos pasaban en frente de la televisión viendo programas o jugando videojuegos a los cinco años de edad.

Las madres también tenían que calificar la salud psicológica y sus habilidades sociales en una escala de uno al 10, una vez cuando los niños tenían cinco años y dos años después cuando tenían siete.

Los investigadores analizaban la adaptabilidad de los niños en términos de cuantas horas de televisión habían visto cuando tenían cinco años y estudiaban desde lo más general en su vida (cómo estado socioeconómico) y lo más específico (cómo “funcionamiento familiar” y “caos del hogar”).

Los resultados mostraron un pequeño incremento en problemas de conducta; los niños que veían en promedio tres o más horas de televisión a la edad de cinco desarrollaban comportamientos antisociales a los siete años, manifestaban actitudes violentas mediante peleas, robos  o bullying y adicionalmente mentían y hacían trampas. Niños que pasaban el mismo o más tiempo jugando videojuegos no exhibían comportamiento antisocial.

A pesar de los resultados, los investigadores no encontraron vínculos entre las horas de televisión vistas y el estado emocional de los niños (ni positivamente ni negativamente), o sea que no afectaban síntomas emocionales, hiperactividad, inatención, habilidades sociales o la empatía.

Según los investigadores las implicaciones de ver tres o más horas de televisión al día justifican las preocupaciones de los padres. El estudio también notó que el porcentaje de niños que ven alrededor de 3 horas de televisión es bajo (sólo el 15%) mostrando que la mayoría de los padres lo consideran un tanto excesivo, mientras que tan sólo el 2% de los niños no ve nada de televisión y el 3% excede 7 horas frente al televisor.

El fallo principal de la investigación es que no estudió el tipo de programa que veían los niños, un programa educativo o un programa para adultos. Los resultados sin embargo son innegables, el hecho de que el 0.13% de los niños exhibió un cambio en comportamiento demuestra que las horas pasadas enfrente de la televisión sí los afecta. No obstante por el momento no hay pruebas que respalden que los programas educativos ayudan a los niños a aprender en el salón de clases, ni que impidan su desarrollo social.

Existe una innegable verdad: los niños se educan en casa y van a la escuela a aprender; por lo que los valores que se les inculcan en casa son los valores que reflejaran de día a día. Padres que esperan que la televisión les enseñe a sus hijos las reglas del comportamiento social tienen que reevaluar su propio comportamiento y recordar que lo que aprenden los niños en sus años formativos los acompañarán el resto de sus vidas.

Con información de The Altantic

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA