Familia

Carta a mi mamá que está en el cielo

  • Hay recuerdos que tengo muy presentes de cuando yo era muy pequeña, me acuerdo perfectamente que para mí no había mujer más bella que tú. Cuando tomaba tus maquillajes o me ponía tus tacones es por qué yo quería parecerme a ti.

Tú eras esa amazona que con su ingenio reparaba mis juguetes, que con su destreza me ayudaba a encontrar mi muñeca perdida, que tenía todo bajo control -aún cuando no siempre era así sabías que hacer para que nosotros no nos preocupáramos-, tus besos y cariñitos eran la mejor medicina.

No había nada que no pudieras solucionar, no había ninguna pregunta que dejarás sin respuesta, cuando caminaba a tu lado mis pasos eran firmes y seguros pues yo sabía con certeza que éramos las dueñas del mundo.

Aún de adolescente que fue la época en que más discutíamos y que todo lo que decías parecía ser lo contrario a lo que yo quería, te he de confesar que en el fondo de mi corazón lo único que quería era ser igual de fuerte y fabulosa que tú.

Hoy ya no estás conmigo y no hay un solo día que no extrañe verme en tus ojos, escuchar tu voz y abrazarte. Pero sé que me cuidas y puedo sentir tu amor en cada segundo. Siento tu presencia cuando la respuesta a ese pendiente que me preocupaba tanto llega a mí como por arte de magia. Escucho tu voz en mi discurso cuando le explico a mis hijos que lo que hago aunque no les guste es por su bien.

Encuentro la sabiduría de tus enseñanzas en mis victorias, y cuando hay un obstáculo simplemente sé que el camino se abrirá y será perfecto, porque justo así me decías que sería. Hay tanto de ti en mí, en mis hermanos, en la casa que dejaste que sigue siendo tan tuya.

Estos días agridulces festejo y agradezco la madre que tuve, me siento afortunada de saber que un ángel nos cuida a mí y a mis pequeños, sé que nunca estoy sola, me gusta pensar que cuando la brisa me rodea eres tú acompañándome. Te recordaré este y todos los días de mi existencia, gracias por tanto amor,

Atentamente,

Tu hija.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA