Lactancia, Nutrición, Salud

Caries infantil y lactancia materna: no están relacionadas

  • La lactancia materna no sólo no aumenta el riesgo de caries infantil sino que tiene efectos protectores, en oposición a lo que se cree.

Caries infantil

Caries infantil y lactancia materna: no están relacionadas: la lactancia materna no sólo no aumenta el riesgo de caries infantil sino que tiene efectos protectores, en oposición a lo que se cree.

Tratándose de una enfermedad multicausal, la evidencia empírica no reconoce una relación causal entre la lactancia materna y las caries. 

La leche materna por sí sola, incluida la lactosa, no causa caries, aunque los bebés amamantados no estén exentos de desarrollar caries.

La lactancia materna es fundamental para la salud y tiene efectos a lo largo de toda la vida. Uno de los tantos mitos que rondan en torno a la lactancia materna prolongada es que podría propiciar la formación de caries en los niños. Lo cierto es que éstas son resultado de un cúmulo de factores que explicamos a continuación, por tanto es incierto afirmar que dar el pecho más allá de los dos años sea la causa.

Los beneficios del amamantamiento y los riesgos de la lactancia artificial (leche de fórmula) están ampliamente comprobados.

Referencia: brianpalmerdds breastfeedingbasics clinicasden

¿Qué provoca las caries infantil?

  • Que haya bacterias cariogénicas: bacterias que colonizan la boca de los niños a través de padres y cuidadores, por ejemplo, al soplar o probar la comida antes de dársela, chupar el chupete que se le ha caído al suelo o dar besos en la boca del bebé.
  • Caries en la madre: es un factor de alto riesgo para que el niño desarrolle caries que la madre hay tenido o tenga caries activas en el último año.
  • Que se consuman alimentos ricos en carbohidratos: los alimentos con más de un 14% de azúcar son de alto riesgo de caries.
  • Limpieza: desde que empiezan a erupcionar los primeros dientes se deben limpiar (al principio con una gasa humedecida) para limpiar los restos de alimentos, especialmente los más pegajosos, que pueden quedarse adheridos a los dientes. No hacerlo hace que las bacterias queden en el diente durante más tiempo aumentando el riesgo de caries.
  • Factores de riesgo individuales: algunas condiciones como la cantidad de saliva (reducida en ciertas enfermedades, o con el uso de medicamentos como corticoides comúnmente utilizados para el asma), defectos del esmalte, una anatomía irregular de la superficie dental y otras circunstancias individuales pueden predisponer al niño a tener más caries.

No hay evidencia científica que las relacione la caries infantil con la lactancia.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA