Crianza, Familia

Bullying entre hermanos, una de las formas familiares de violencia más comunes

  • Los descubrimientos ponen bajo la lupa un área de la vida familiar que raramente ha sido estudiada, en parte porque las peleas entre hermanas y hermanos son consideradas normales o inofensivas.

Bullying entre hermanos

Bullying entre hermanos: investigaciones recientes sugieren que incluso cuando no haya daño físico, la agresión entre hermanos puede causar heridas psicológicas igual o más dañinas que las que causa el bullying en la escuela. Los descubrimientos ponen bajo la lupa un área de la vida familiar que raramente ha sido estudiada, en parte porque las peleas entre hermanas y hermanos son consideradas normales o inofensivas.

Pero peleas ordinarias por el control remoto o el joystick son una cosa, y abuso físico y verbal crónico es otra, particularmente cuando está dirigido hacia un hermano. El nuevo estudio, en el que participaron miles de niños y adolescentes de todo Estados Unidos, encontraron que aquellos atacados, amenazados o intimidados por un hermano, incrementan sus niveles de depresión, enojo y ansiedad.

Corina Jenkins Tukcer, autora del estudio, que fue publicado en el periódico Pediatrics, dijo que los comportamientos entre hermanos que cruzan la línea hacia el abuso, merecen más atención.

“Históricamente, el pensamiento general ha sido que no se trata de algo importante, y a veces hasta se considera algo bueno. Parece que existen diferentes normas de aceptación. La agresión entre niños es inaceptable pero entre hermanos es normal.” dijo la Dra. Tucker. “La agresión entre hermanos debería ser considerada igualmente grave.”

“Mientras rivalidades normales entre hermanos pueden alentar una convivencia saludable, la línea entre relaciones sanas y abuso se borra cuando un niño es constantemente la víctima de otro y la agresión tiene por objetivo causar daño y humillación”, dijo el Dr. John V. Caffaro, médico y autor de “Sibling Abuse Trauma”. Además, los padres que intervienen a favor de algún niño o etiquetando a sus hijos como “el inteligente” o “el atlético”, pueden intensificar el conflicto.

La violencia entre hermanos es una de las formas familiares de violencia más comunes, ocurriendo de 4 de 5 veces más frecuentemente que el abuso marital o infantil. De acuerdo con estudios, cerca de la mitad de todos los niños en EU han sido golpeados, pateados o mordidos por un hermano y 15% ha sido constantemente atacado. Incluso, ocurren incidentes severos porque las familias subestiman que el conflicto sea grave.

[The New York Times]

 

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA