Lactancia, Salud

“Brelfies” la tendencia que apoya la ONU para normalizar la lactancia

  • La Organización de las Naciones Unidas declaró que esta tendencia social es una buena manera de romper cualquier estigma sobre la lactancia materna en público y difundir la información sobre la importancia de la leche de la madre.

Brelfies
La tendencia de que muchas mujeres publiquen en Facebook, Twitter, Instagram y otras redes sociales fotos de ellas mismas dando el pecho a sus bebés, ofrece un aspecto positivo que va más allá de las modas: el apoyo y la empatía a mujeres que, por diversos motivos, se sienten presionadas para no amamantar a sus hijos en espacios públicos.
 
Las redes sociales tienen una presencia cada vez más importante en la vida de muchas personas. Sus funciones no se limitan a compartir fotos y comentarios con amigos y conocidos. También se utilizan como un medio de información.
 
Las fotos de mujeres que publican fotos de ellas mismas mientras amamantan a sus hijos. Si bien no siempre son ellas quienes capturan las imágenes, se han bautizado con el nombre de brelfies, un juego de palabras que combina los términos ingleses breastfeeding (“lactancia materna”) y selfie (“autofoto”). Celebridades como la cantante Alanis Morissette y las modelos Natalia Vodiánova, Miranda Kerr y Gisele Bündchen compartieron este tipo de instantáneas y marcaron tendencia. Estas fotos representan la reivindicación de la importancia de la lactancia materna y ayuda a visibilizar que es necesario #normalizarlonormal.
 
Hace unos meses, una joven alemana llamada Naomi Jael Covert publicó en Instagram una foto en la que sale amamantando a su bebé durante una boda. Tras ser compartida por la cuenta del Empowered Birth Project (“Proyecto Nacimiento Empoderado”), una iniciativa que promueve los partos más humanizados y, entre otras cosas, la lactancia materna, la instantánea se convirtió en viral. Reunió más de 14.000 “me gusta” y 1.100 comentarios. Pero muchos de estos mensajes fueron negativos. “Tener sexo también es natural, de modo que ¿por qué no empezamos también a tener sexo sobre la mesa de la cena?”, decía uno, mientras que muchos otros hablaban de que “por sentido común” las madres deben irse a otra parte o cubrirse para amamantar a sus niños.
 
Brelfies

Otro caso fue el de la fotógrafa Tara Ruby, también estadounidense, quien en 2015 publicó en Facebook la imagen de una decena de mujeres con uniforme militar dando el pecho en público . Lo hizo como una especie de celebración, al enterarse de que una base del ejército había creado una sala especializada para la lactancia. Años atrás, la propia Ruby había sido madre mientras era miembro de la fuerza área de su país. “Amamantaba en cualquier sitio donde pudiera conseguir algún espacio”, lamentaba después.

Brelfies

Las redes sociales ofrecen un apoyo decisivo para las madres lactantes“. Así lo afirma un documento del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) que se refiere a lo que sucede en China, aunque la afirmación podría ampliarse al resto del mundo. El organismo señala que, en ese país asiático, algunos factores como las creencias erróneas sobre la leche materna, la falta de instalaciones públicas que propicien la lactancia, la poca duración de la baja por maternidad o lo agresivo del mercado de las fórmulas ejercen una presión muy fuerte sobre las madres. Pero muchas de ellas han hallado en redes como Weibo -la más popular allí- o en la blogosfera el apoyo que necesitaban para sostenerse en sus convicciones.

En Occidente, la realidad no es tan distinta. Por eso, hashtags como #YoDoyLaTeta y otros similares permiten dar visibilidad a quienes reclaman que se deje de censurar a las madres que dan el pecho a sus hijos en espacios públicos.

Restricciones en las redes sociales

Las redes sociales, sin embargo, también reciben muchas críticas debido a las restricciones que imponen a lo que se publica en ellas.

Facebook dedica el tercer apartado de su “Declaración de Derechos y Responsabilidades” al ítem Seguridad. Y en el punto 7 especifica: “No publicarás contenido que resulte hiriente, intimidatorio, pornográfico, que incite a la violencia o que contenga desnudos o violencia gráfica o injustificada”. Como para Facebook, si una instantánea permite ver un pezón femenino entra dentro de la categoría de “desnudos”, ha eliminado muchas brelfies por ese motivo.

Instagram, compañía que pertenece a Facebook, dice algo parecido en sus condiciones de uso, aunque es más específico, ya que habla de “desnudos íntegros o parciales”.

Twitter, por su parte, no entra en detalles acerca de qué contenidos podría censurar, pero en el punto 8 de sus condiciones de servicio, titulado “Restricciones en el contenido y uso de los servicios“, establece lo siguiente: “Nos reservamos el derecho en todo momento de borrar o negarnos a distribuir cualquier contenido en los servicios y de suspender o eliminar usuarios”.

Todas estas redes sociales han sido denunciadas en numerosas ocasiones por suprimir fotos de mujeres amamantando. Esta es una “batalla” que continúa.

La Organización de las Naciones Unidas declaró que esta tendencia social es una buena manera de romper cualquier estigma sobre la lactancia materna en público y difundir la información sobre la importancia de la leche de la madre.

El gran paso se dio y ahora más famosas y mujeres en todo el mundo se han sumado a esta campaña viral que apoya el no tener que esconder una acción tan llena de amor como es el amamantar a un pequeño.

Brelfies

Brelfies

 
Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA