Karla Lara, Nacimiento, Salud

Bebés prematuros, pequeños héroes

  • Los bebés prematuros requieren cuidados individualizados, que deben estar apoyados por el ambiente y por las personas que los rodean.

Bebés prematuros

“Que el aliento vital te vuelva tierno y fresco, como tierno y fresco es un niño recién nacido.” 
Lao Tse

El 17 de noviembre de cada año se celebra el Día Mundial del Nacimiento Prematuro con la intención de crear consciencia sobre este tema que es un grave problema de salud a nivel mundial.

  • Cada año unos 15 millones de bebés en el mundo nacen prematuramente, más de uno en 10 nacimientos, nacen demasiado pronto (22 semanas de gestación).
  • Más de un millón de estos bebés mueren poco después del nacimiento; muchos otros sufren algún tipo de secuela o discapacidad física, neurológica o educativa.
  • Cerca del 75 por ciento de estos bebés prematuros que mueren podrían sobrevivir sin una atención costosa, con tratamientos simples, comprobados y económicos como el Método Canguro.

Cuando se va a tener un bebé, esperamos que el nacimiento del mismo será al término del embarazo, es decir; entre las 38 y las 42 semanas de gestación, y la preparación y/o información que tenemos tanto para evitar un parto antes de término como para cuidar un bebé prematuro, es limitada, o bien, no le damos la importancia necesaria hasta que estamos en esa situación que la mayoría de las veces es inesperada. Se considera un bebé prematuro al que nace antes de que se hayan cumplido las 37 semanas de embarazo.

Los bebés prematuros requieren cuidados individualizados, que deben estar apoyados por el ambiente y por las personas que los rodean. Muchos de los bebés prematuros requieren permanecer algún tiempo en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y/o someterse a una serie de intervenciones clínicas y médicas que son dolorosas y estresantes para los bebés y sus familias, por lo que el acompañamiento y la cercanía o el acceso a la compañía constante de sus padres o de alguno de ellos resulta vital a la par de los siguientes puntos:

  • Observación: es un elemento básico para poder brindar cuidados individualizados, “mirar al bebé” y no solamente la condición del bebé, mirarlo como una persona sensible, vulnerable y vital.
  • Acercamiento personalizado: determinar luego de la observación que necesita ese bebé, ¿Está listo para ser tocado?, ¿Lo tolera?, ¿Le estresan demasiadas intervenciones a la vez?, ¿Disfruta el tacto, el sonido externo, la voz, otra estimulación o prefiere unas caricias suaves?, etc.
  • Los padres: entendiendo que son parte fundamental en la atención, cuidados y la vida del bebé y que ofrecen la mejor estimulación sensorial a través de su presencia, tacto, voz, calor, olor, etc.
  • Ambiente cuidado: adaptado a la edad gestacional y a las necesidades de desarrollo de cada bebé (niveles de luz, intensidad del ruido, posicionamiento, temperatura ambiente, etc.).
  • Consciencia: preguntarnos constantemente todo ¿Qué estamos haciendo?, ¿Cómo lo estamos haciendo?, ¿Por qué lo estamos haciendo?, ¿Qué consecuencias tiene lo que estamos haciendo?, ¿Qué mejoras tiene mi bebé?, ¿Qué cambios observo en mi bebé?…, etc.
  • Lactancia materna: siempre que sea posible es la mejor opción de alimentación para apoyar la salud y el desarrollo del bebé, mucho más en el bebé Si no hay la posibilidad de amamantarlo directamente, crear un banco de leche materna es una excelente herramienta de cuidado de la salud por sus factores anti-bacteriales, anti-virales, anti-infecciosos y anti-parasitarios así como por su alto contenido de hormonas, enzimas, grasa, factores de crecimientoy propiedades inmunológicas.
  • Contacto piel con piel: está probado que existe un intercambio benéfico entre mamá y bebé que apoya el desarrollo eficiente en el bebé prematuro dada la bacteria y los microbios que le son familiares al bebé y que fortalecen su sistema inmunológico, sin olvidar que la piel es el órgano más extenso del cuerpo que además mantiene la temperatura y nos conecta sensorialmente con el exterior.
  • Método Canguro: consiste en colocar al bebé en el pecho desnudo de la madre favoreciendo el contacto piel con piel entre ambos. Mamá o papá (quien también puede practicar el método) permanece sentada o semi-sentada arropando al bebé el mayor tiempo posible. Ha demostrado ser una técnica muy eficaz en el tratamiento de los bebés prematuros, sencilla y económica. 

Todo lo anterior apoya para que el bebé prematuro regule mejor el estrés y para que pueda adaptarse al medio fuera del útero y a los estímulos externos, incluso se considera que el contacto y la compañía constantes ayudan a los prematuros a tolerar mejor el dolor de las intervenciones médicas. Igualmente, contribuyen a poner en marcha sus mecanismos neurobiológicos y a mejorar sus respuestas adaptativas: regulación de temperatura corporal, nivel de oxígeno, estabilización de frecuencias respiratoria y cardíaca; favorecen el desarrollo psicomotor, disminuye las apneas (cese transitorio de la respiración) y mejora el sistema inmunológico del bebé protegiéndolo de infecciones.

La familia del bebé prematuro también necesita cuidados específicos “centrados en la familia”, porque son la fuente de fortaleza y apoyo del bienestar del bebé, además de que idealmente requieren ser enseñados con respeto e información para entender y atender las necesidades del bebé y para conocer y reconocer los cambios sutiles de evolución o señales de alarma que da la salud del bebé. Los cuidados neonatales que brindan los padres al bebé prematuro han sido asociados con numerosos beneficios incluyendo una menor estancia en la UCIN, mejor vínculo emocional padres-hijos y mejores condiciones de salud mental adaptativa.

Un tema fundamental que deben identificar los padres de un bebé prematuro es que necesitan todo el apoyo posible para que ellos mismos puedan desarrollar las habilidades de cuidado y apoyo para su bebé, con seguridad, tranquilidad y con seguimiento de quienes les brindan el apoyo, solicitar ayuda si no les es brindada de manera automática es muy importante.

Existe evidencia disponible que nos hace reflexionar y entender la importancia de que el bebé prematuro esté acompañado y contenido emocionalmente:

  1. El último trimestre del embarazo así como los primeros años de vida son periodos muy sensitivos en el desarrollo cerebral, el cual está determinado por una especificación genética y por el tipo de experiencias que el ambiente nos brinda, este desarrollo cerebral se ve fuertemente afectado por el estrés y el dolor.
  2. El papel que juegan los padres o cuidadores primarios durante los primeros años de vida es determinante en la capacidad del ser humano de enfrentarse a situaciones altamente estresantes. Estudios recientes demuestran que incluir a los padres en los cuidados reduce no sólo el estrés en los padres sino también en los niñ
  3. Promover las estrategias de manejo de estrés en la UCIN,adaptadas a las necesidades, habilidades y dificultades de cada bebé llevará a: preservar la energía, estabilidad fisiológica, proveer adecuados niveles de estimulación e incrementar los comportamientos de auto-regulación.

Evitar un parto prematuro muchas veces no es posible, estar preparados con cierta información si lo es. Un bebé prematuro no es un tema menor de salud, no se trata solo es un bebé pequeño, es un bebé aún en formación por ello la importancia de entender que debemos de hacer todo lo posible por respetar los tiempos naturales del bebé para nacer, es decir; evitar las cesáreas selectivas que se programan basadas en una fecha estimada, muchas veces el cálculo del peso y la talla del bebé por nacer no son atinados, esto causa una prematurez innecesaria que sí se puede evitar y que sobre todo traerá complicaciones de salud al bebé por nacer como: inmadurez pulmonar, propensión a adquirir infecciones por la inmadurez en sus sistemas de defensa, problemas de la audición y falta de temperatura adecuada porque carecen de grasa corporal.

Existen sitios con información actualizada y basada en evidencia en donde puedes encontrar información útil y oportuna:

http://nacersano.marchofdimes.org

https://sites.google.com/site/proyectonacertemprano/

Karla Lara

Twitter de la autora: @KarlaDoula

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA