Familia, Salud, Sin categoría

Aprueban ley que elimina la preponderancia del apellido paterno en la ciudad de México

2012-03-30-05.40.53-pm.png

El feminismo nació como un movimiento que promovía la equidad de género, donde las mujeres disfrutaran de los mismos derechos, privilegios y obligaciones que los hombres. Desde entonces, surgieron vertientes que polarizaban las demandas de igualdad entre los sexos: algunas buscaban destronar la sociedad patriarcal; otras, adquirir un poco más de beneficios sociales, políticos y financieros; por otro lado, hubo quienes optaron por buscar la equivalencia tanto en derechos como en obligaciones.

Aunque algunas de las vertientes fueron extremistas y radicales, la unión de todas ellas logró avances sociales como que la mujer adquiriera la libertad de expresión, la capacidad de votar, la disponibilidad de continuar sus estudios, la protección en contra de violencia física y psicológica a nivel intrafamiliar, profesional o en lugares públicos, entre otros increíbles beneficios.

Ahora se presenta otro recurso: la eliminación de la preponderancia del apellido paterno en las actas de nacimiento en la ciudad de México. Gracias al apoyo unánime de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF),  se aprobaron las reformas al Artículo 58 del Código Civil local. Por consiguiente, las parejas podrán registrar a sus hijos con el orden de apellidos que deseen: primero el materno que el paterno, o viceversa. Lo que falta para que las reformas entren en vigor es esperar 90 días después de su publicación en la Gaceta Oficial.

El diputado y presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, Antonio Paderna puntualizó que:

 A pesar de que en nuestra ciudad contamos con leyes que fomentan la igualdad y la equidad entre hombres y mujeres, aún existen y sobreviven muchas prácticas de inequidad y que además son firmemente mantenidas, que incluso aparecen como si no fueran visibles e incuestionables; diferenciar entre hombres y mujeres se ha devenido en un modelo social de desigualdad que desafortunadamente es avalado por el derecho y la cultura jurídica de nuestro país.

Por el otro lado, Héctor Maldonado, director del Registro Civil del Distrito Federal, aclara que esta situación podría traer conflictos administrativos con los documentos de tipo federal, y que la documentación federal contiene un formato diferente al local:

En el Distrito Federal no creo que exista ningún problema, el formato del acta no aparece como apellido paterno y materno, lo tenemos como primer y segundo apellidos derivado de la aprobación de matrimonios del mismo sexo realizada en 2008.Lo que se nos conflictúa es la cuestión de los formatos federales, como es el caso del SAT, pasaportes, cédulas profesional, pues ponen primero el apellido paterno y luego el materno, así literalmente.

En conclusión, el cambio en el orden de apellidos puede representar un avance social en favor a las tomas de decisiones en relación con la paternidad y maternidad. Es abrir las opciones a las decisiones de la crianza.  

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA