Claudia Lizaldi

Aprendiendo a volar

  • Definamos VOLAR como la aventura de ser Seres Humanos completos. Y ahora definamos algo más; Todos podemos volar, todos sabemos como hacerlo, sólo que se nos olvida…

Captura-de-pantalla-2013-10-29-a-las-21.13.38.jpg
Captura de pantalla 2013-10-29 a la(s) 21.13.38

APRENDIENDO A VOLAR… 

Definamos “Volar” no como el hecho de elevarnos física si no que espiritualmente, definamos volar, como la capacidad que tenemos todos de enfrentarnos a las circunstancias que se dan durante nuestra vida desde una perspectiva amplia, tomando distancia y tras haber observado con claridad la película entera y no sólo un fragmento… Definamos VOLAR como la aventura de ser Seres Humanos completos. Y ahora definamos algo más; Todos podemos volar, todos sabemos como hacerlo, sólo que se nos olvida…

 

 RECORDAR 

Cuando podemos tomar un tiempo para detenernos y así, recordar, las cosas toman un sentido distinto, las vemos, las leemos, las percibimos desde otro lugar, ese lugar elevado donde todo tiene su propia razón y su lección, dónde vivir tiene sentido y no se desperdician los momentos ni los días. 

 

LECCIONES DE VUELO 

 Qué hacer para recobrar esas alas polvorientas y olvidadas, para ponerlas al día y volver a usarlas…

 Paso 1 Creer: Creer es crear ¿cómo volverías a volar si no crees que puedes? 

Paso 2 Sentir el viento: Para volar necesitamos viento, hay que sentirlo, recordar la sensación de despegue, la diversión de la caída libre y ser la bendición de poder hacerlo.

Paso 3  Volar: Cuando lo crees y lo sientes ya estas ahí.

El Paso Mágico: Pero el paso más importante, el que es clave en el tema ya sea de volar, o hacer lo que quieras hacer con tu vida y durante tu vida es escribir tu propia lista de pasos, desarrollar tus claves para llegar ahí y practicar, nada que no se intente varias, muchas veces, que no se crea con el corazón en totalidad puede llevarse a cabo, nada que no salga desde el fondo de tu alma puede realmente ver la luz, lo que puede ser realmente triste es que las cosas que salen desde ese fondo co-creador son miedos, lamentos, creencias antiguas, limitaciones, chismes y bueno para que seguir, con el simple peso de todo esto ¿cómo poder volar?

 

REVISA DESDE DÓNDE VAS A EMPRENDER EL VUELO 

Muy importante: ¿Dónde estas parada? Qué ha marcado tu vida y de qué forma, si no lo sabes ahora, es de vital importancia que te enteres y la única persona que tiene la información eres tu misma. Regálate el espacio para tomar papel y pluma y anotar todo lo que crees que sea importante para poder comenzar a volar de nuevo, ¿qué quieres lograr? Es una buena pregunta inicial y a partir de ella tantas como vengan a tu mente, ¿ a dónde quieres llegar? ¿con quién? ¿para qué te sirve volar? ¿qué vas a dejar atrás? Déjalas correr, que vengan todas las preguntas necesarias para entonces abrir las alas y emprender el vuelo…

 

¡Y, bueno, qué con volar! 

Que habrás trascendido un “imposible” todos podemos hacerlo todo, lo que sucede es que nos enfrascamos en el concepto que representa la palabra y desde ahí es que comenzamos a vivir limitados, limitadas, a lo que se supone que es, cuando realmente quién puede decidir por ti, por lo que serán tus días en esta tierra, es hora de re-aprender a volar y a cuanta cosa se te ocurra, la vida no es una pintura, es vida, es movimiento, es cambios, es rápida y lenta, dulce y amarga, es, está sucediendo y mientras eso así es ¿dónde estas tu? ¿dónde dejaste tus alas? O es que ya no estas aquí por que te decidiste a volar si es así … ¡buen viaje! Nos vemos en el aire, dejando en la tierra con los pies bien plantados a quienes así quieran pasar sus años, nosotros vamos a celebrar, a bailar, a cantar, a llorar, a reír, a gritar, a creer y a crear y así ¡vamos a volar!

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA