nutrición

¿A tus hijos no les gusta comer vegetales o verduras?

  • Es posible que los niños disfruten de esos alimentos sin trucos de magia ni batallas navales a la hora de la comida.

75200553_feeding_baby.jpg

¿Cuántas veces nos hemos encontrado con niños que no quieren comer vegetales porque saben “iiiuuu”?, ¿Sientes que cada comida o cena es una batalla entre los vegetales, tus hijos y tú?, ¿No puedes lograr que tus hijos coman siquiera un pequeño brócoli?, ¿Cómo reacciones ante cada una de esas situaciones?…

Estas experiencias, famosas y reconocidas, no sólo pueden afectar en la nutrición de los hijos, sino también en la relación padres-hijos. En la desesperación nos preguntamos cómo podemos lograr que ellos puedan disfrutar de las verduras como uno. Y de acuerdo con un estudio de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, es posible que los niños disfruten de esos alimentos sin trucos de magia ni batallas navales a la hora de la comida.

La investigación señala que los niños pueden aprender a comer vegetales si los consumen regularmente desde los cuatro meses de edad. De ese modo, ellos se sienten más motivados a comer cinco de cada diez vegetales.

En consecuencia, queda por completo anulado el mito de que los niños sólo pueden comer los vegetales si su sabor se pierde entre otros alimentos. Ya que, 40% de la población de la investigación aprendió a disfrutar de las alcachofas sin necesidad de endulzantes ni saborizantes extras.  

La profesora Marion Hetherington, autora de la investigación del Instituto de Ciencias Psicológica de la Universidad de Leeds, explica que los niños más pequeños tendían a comer más alcachofas que los mayores; esto se debe a que los niños se vuelven más quisquillosos y reservados a cierta edad:

“Si tienen menos de dos años, ellos comerán nuevos vegetales porque están más dispuestos y abiertos a nuevas experiencias. […] Después de 24 meses, los niños son más renuentes a probar nuevas cosas y empiezan a rechazar comida (aún aquella que solían disfrutar). [Por lo que] Si quieres motivar a tus hijos a comer vegetales, asegúrate que empiecen a comerlos desde temprano y de manera seguida. Aún si a tu niño no le gustan los vegetales, nuestro estudio demuestra que cinco de diez exposiciones funcionarán.” 

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA