fbpx
Sin categoría

Lo que realmente necesitamos para el bebé

Cuando tomamos la decisión de ser padres por primera vez, consideramos ciertas nociones que sabemos influirán en el cuidado de nuestro futuro bebé: ¿será niño o niña?, ¿tendrá los genes de su papá o de su mamá?, ¿cómo se llamará?, ¿cuántos pañales necesitará?, ¿quién se levantará en la madrugada a cuidarlo durante los primeros meses?, ¿cuándo será bueno dejar de amamantarlo?, ¿cuál es la mejor manera de que duerma?, ¿cuáles son los productos elementales para su bienestar?

Entonces, para contestar tantas dudas (que quizá nunca nos enseñaron a tomar en cuenta antes de tomar la decisión) llegamos a tomar cursos, a leer libros acerca de maternidad o paternidad, preguntamos a las sabias mamás quienes ya pasaron por ese proceso, o leemos artículos en internet que nos pueden auxiliar. El problema se presenta cuando empezamos a actuar de acuerdo a las necesidades de los bebés en general o a los caprichos de otros padres; por consiguiente, en ocasiones, no nos damos cuenta de lo que realmente requerimos, en particular, para nuestro hijo y nuestra propia familia.

De acuerdo con el Bureau de Estadísticas de Trabajo, en EE.UU., a pesar de que 11 millones de estadounidenses están desempleados, las ventas en ese país han incrementado considerablemente. Los principales consumidores: los futuros padres. En especial, los primerizos, ya que los inunda un deseo por empezar a ofrecerle a su hijo todo lo posible para su bienestar.  Y en la actualidad, el mercado para los padres quieren asegurar para asegurar que los hijos serán: más listos, más felices y más saludables. Razón por la cual, te contamos siete productos que, quizá, las particularidades de tu familia no necesita:  

  1. Una peluca para bebé: Sí, hay familias cuyas particularidades necesitan este pequeño accesorio con diferentes estilos y colores de cabello. ¿El costo? 37.90 dólares.
  2. Un inflable para el cuello en forma de dona: De acuerdo a su campaña, este producto fomentará la confianza en un bebé a través del estímulo físico acuático y un desarrollo psicológico. Costo: 36 dólares.
  3. Sopa especialmente formulada para bebés: La fórmula de estos alimentos contienen leves dosis de Quaternium-15, un elemento derivado del formaldehído que es conocido como cancerígeno.
  4. Una carreola: ¿Qué tan necesario es esta necesidad impuesta de, en promedio, unos 400 dólares? Varias madres aseguran que prefieren cargar a su bebé cuando caminan en la calle porque: “Al cargarlo y mantenerlo junto a mí, nos conecta de una manera que yo realmente lo disfruto”. Además, estaremos de acuerdo que, al subirse a un transporte público con un bebé en brazos es más sencillo que con una carreola.
  5. Una mesa para cambiar pañales. El costo varía entre 740 a 100 dólares. Y algunas mamás prefieren no utilizarla porque: “es demasiado alta, y tienes que estar sosteniendo a tu bebé todo el tiempo mientras malabareas con otras cosas”. Incluso, la experiencia dice que, al final, los papás prefieren cambiar los pañales sobre la cama.
  6. Pruebas de leche materna para detectar alcohol en el cuerpo de la madre: A menos que la persona tenga problemas con el abuso de sustancias, este producto de 40 dólares es innecesario.
  7. Un obstétrico: Ojo, esto no significa que no te hagas revisiones periódicamente. Marsden Wagner, antigua directora del área de la salud de mujeres y niños en la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), menciona que las intervenciones innecesarias pueden afectar a la salud tanto de la madre como del hijo; y a menos que la mujer embarazada se encuentre en alto riesgo de aborto, muchas de nosotras no necesitamos a este especialista durante el parto.

 Comprometerse a opciones más seguras y saludables para dar a luz a un bebé, es probablemente lo mejor que podemos hacer como futuras madres. Quizá es sólo recordar que todo lo que necesitamos para nuestr@ hij@, ya lo tenemos. Es verdad que hay productos esenciales para su cuidado, pero es indispensable considerar las particularidades de nuestra propia familia y de nuestro bebé. Incluso, hay mamás que aseguran que, mientras más simple todo es mejor. O, ¿ustedes qué opinan?

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA