fbpx
Sin categoría

En el tema de la belleza yo soy 100 por ciento natural, ¿y tú?

La belleza no está peleada con la ecología, por el contrario, la naturaleza te puede ayudar a sentirte aún más bella y cómoda con tu cuerpo.

Cuando se habla de productos orgánicos o de origen vegetal  con un fin estético es importante que consideres que no significa que éstos son hipoalergénicos, también debes saber que tienen una vida útil un poco más corta ya que no contienen químicos; pero sobre todo es importante que busques una etiqueta de certificación en el producto o en su defecto leas los componentes del mismo.

Los artículos cosmetológicos de belleza naturales tienen como base, generalmente: grasas, extractos vegetales, ceras, aceites esenciales cultivados sin químicos, plaguicidas o agroquímicos; aloe vera, aceite de abedul o de jojoba, semillas de lino, almendras y nuez de karité, aceite de coco, granada, hojas, raíces y granos.

Una forma sencilla de hacer el cambio de cosméticos comerciales a cosméticos naturales es por medio de pequeños cambios en tu rutina, por ejemplo, la próxima vez que te exfolies la piel usa una mezcla de azúcar, miel y limón para hacerlo, tendrás el mismo efecto pero con un menor impacto en el Planeta.

Hacer la transición a productos 100% naturales, no solo es benéfico para el Planeta, sino que también ayuda a tu economía y te brinda la oportunidad de reutilizar algunos elementos que de otra forma desecharías.  Para iniciar el cambio te recomendamos reutilizar el yogurt que se te haya caducado para dar un tratamiento fortalecedor a tu cabello.

Con pequeñas acciones juntos podemos mejorar la condición actual del Planeta, hazlo por tu bienestar y el de tus seres queridos.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA