Familia, Salud, Sin categoría

La emotiva belleza de la adopción en una serie fotográfica

enhanced-buzz-wide-15102-1405605763-7.jpg

Como seres humanos debemos recordar que un niño es un símbolo de inocencia, alegría y renovación. Como si fuera ave Fénix, un niño cuenta con el arte de innovar la vida humana (sin importar quiénes sean sus padres).

Por lo que cada niño merece (y necesita) el cuidado y amor de sus figuras paternas, aún si no son los originales. Existen numerosas razones por las cuales una pareja prefiere adoptar, y casi todas implican un deseo ferviente de cuidar a un ser que lo necesita.  Por lo que, quien decide adoptar a un niño, necesita estar al tanto de su bienestar físico y desarrollo emocional: sin importar sus orígenes.

Las siguientes fotografías de Kate T Parker demuestran, con actitudes, estas palabras. Porque lo importante no sólo es continuar la línea de la familia, sino entregar dicha y amor a las personas que lo necesitan (incluso a uno mismo). Eso es felicidad.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA