Embarazo, Salud

7 razones para hacer ejercicio en el embarazo

  • El ejercicio es una actividad beneficiosa para todas las personas. Ante todo, escucha tu cuerpo: es sabio, sabe lo que necesita.

pregnant-1561750_960_720

Para tener una vida saludable, es necesario llevar ciertas prácticas que fomenten el bienestar físico y emocional. Por ejemplo, ejercitarse equilibrada y diariamente puede convertirse en un hábito clave para nuestra salud; en especial si hacemos ejercicio antes, durante y después de un embarazo. 

Debido a información falsa, muchas mujeres embarazadas temen ejercitarse ya que consideran que pueden lastimar al bebé. No obstante, el ejercicio durante esa etapa es algo favorable tanto para la madre como para el bebé; por supuesto, una debe conocer aquellos límites de su cuerpo con el fin de escoger el tipo de actividad física que practicaremos.

Conoce los beneficios que trae: 

  • Fortalece el cuerpo y la mente. Al ejercitarse, se equilibran varias áreas del cuerpo, como la presión sanguínea, las hormonas, la estructura muscular y ósea, entre otras. Estudios han demostrado que, al realizar actividad física, el cuerpo se prepara para el parto, reduciendo significativamente el tiempo y el proceso. 
  • El ejercicio impulsa la actividad cerebral del bebé. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Montreal, en 2013, hacer ejercicio durante 20 minutos, tres veces a la semana, refuerza potencializa la actividad cerebral del hijo (además del de la madre). 
  • Se duerme mejor. Gracias a que, al ejercitarse, el cuerpo libera la hormona de la dopamina, éste puede llegar a descansar más y por más tiempo. 
  • Reduce considerablemente el dolor durante el embarazo. Para enfocarse en el centro, sólo puedes hacer ejercicios relacionados con “la plancha”; evita acostarse boca arriba durante la actividad, ya que el flujo sanguíneo se dirige hacia el bebé. 
  • Disminuye el riesgo de diabetes gestacional, que sucede cuando existe un exceso de azúcar en la sangre. Para evitarlo, es recomendable comer saludablemente y ejercitarse equilibradamente. Es verdad que la incidencia de diabetes gestacional se debe a un factor genético, sin embargo se puede reducir el riesgo al controlar el peso, ejercitándose y comer nutritivamente. 
  • Ayuda a regresar más rápido a tu antigua silueta. A veces puede ser difícil adquirir el cuerpo preembarazo; no obstante, al ejercitarse regularmente, es posible recuperarlo con más rapidez y eficacia.  
  • Equilibra el sistema hormonal a lo largo del embarazo; y por lo tanto, también las emociones desencadenantes. Incluso, hasta puede impulsar seguridad en una misma. 

Recuerda que el ejercicio es una actividad beneficiosa para todas las personas; sin embargo, antes de empezar alguna rutina, platícalo con un doctor con el fin de que te comparta algunas recomendaciones. Ante todo, escucha tu cuerpo: es sabio, sabe lo que necesita. 

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA