Familia

16 cosas que me hubiera gustado aprender en la escuela

  • Este artículo que recopilé acerca de las 16 cosas que hubiera querido aprender en la escuela… Un artículo que tocó mi corazón y que quiero compartir con ustedes. Creo que si todos educáramos a nuestros hijos con estos principios, otra cosa sería la vida…

aprender en la escuela

Soy Pedagoga, guía Montessori y ahora maestra de yoga… Mi trabajo continúa en la educación y mi pasión también… Tengo la suerte de estar en mis clases con las mujeres embarazadas o con sus bebés en brazos, es en esos momentos cuando regreso a mi y a lo que quisiera inspirar a la próxima generación…

“Me gusta mirar las caras de las mujeres embarazadas cuando están con los ojos cerrados meditando e imaginar a todos los bebés dentro de ellas, me gusta el sonido del Om y su resonancia e imagino a todos los bebés envueltos en este sonido.”

De pronto observo el momento que estamos viviendo: las prisas, el correr para alcanzar el éxito, pero siempre con la intención de dar a sus hijos lo mejor… Lo mejor para educarlos, los mejores libros que les enseñen la clase de moda, el mejor rebozo … Etc., etc.

Me detengo nuevamente y cierro mis ojos y simplemente toco mi corazón y siento…

Al tocar siento el ritmo y simplemente regreso al presente y comienzo a abrir el espacio para a lo espiritual… Visualizo que el vínculo de madre e hijo comienza a latir y a vibrar en una sola voz… En un solo ritmo… Sin mas expectativa que crear y vibrar, solo queda vivir un momento de armonía y de paz… De APREHENDER la vida misma y lo que vaya sucediendo.

Meditar siempre tiene grandes beneficios en la salud, el embarazo es un excelente tiempo para entrar en contacto íntimo con nuestras emociones y sensaciones, hacer un espacio diario para meditar te hará sentir mejor y tu bebé disfrutará de esos cambios.

Ahora te comparto un artículo que recopilé acerca de las 16 cosas que hubiera querido aprender en la escuela… Un artículo que tocó mi corazón y que quiero compartir con ustedes. Creo que si todos educáramos a nuestros hijos con estos principios, otra cosa sería la vida…

Me hubiera gustado saber algunas de las cosas que he aprendido en los últimos años un poco antes. Me hubiera gustado que existiera una clase de auto-mejoramiento en la escuela.

Puede ser que sí me las hayan enseñado de alguna forma, pero yo estaba demasiado inmadura para entender de que se trataba. O estaban fuera de mi realidad en el momento y por eso no las pude aceptar.

Así que aquí hay 16 cosas que me hubiera gustado que me enseñaran en la escuela:

  1. La regla 80/20.

Esta es una de las mejores maneras de hacer un mejor uso del tiempo. La regla 80/20 -también conocido como El Principio de Pareto- básicamente dice que el 80 por ciento del valor que recibirás provendrá del 20 por ciento de las actividades. Así que mucho de lo que se hace es probablemente no tan útil o incluso necesario.

Se puede disminuir enormemente el tiempo que pasa en un montón de cosas. Si lo haces vas tener más tiempo y energía para gastar en las cosas que realmente tienen valor, traen felicidad, plenitud y así sucesivamente.

  1. Ley de Parkinson.

Puedes hacer las cosas más rápido de lo que piensas. Esta ley dice que una tarea se ampliará en el tiempo y la complejidad aparente en función del tiempo destinado para ello. Por ejemplo, si resuelves que vas a llegar a una solución dentro de una semana, entonces el problema parece más difícil y pasarás más y más tiempo tratando de llegar a una solución.

Enfocar el tiempo en la búsqueda de soluciones. Visualiza una hora (en lugar de todo el día) o el día (en lugar de toda la semana) para resolver el problema. Esto obligará a tu mente a concentrarse en las soluciones y la acción.

El resultado puede no ser exactamente tan perfecto como si hubieras pasado una semana en la tarea, pero recuerda que el 80 por ciento del valor llegará a partir del 20 por ciento de las actividades de todos modos. O puedes terminar con un mejor resultado porque no ha sido demasiado complicado. Esto ayudará a hacer las cosas más rápido, mejorará la capacidad de concentrarse y te dará más tiempo libre para centrarse en lo que está frente a ti, en lugar de tener alguna tarea que se avecina creando tensión en la parte posterior de la mente.

  1. Preparación de filas.

Tareas aburridas o rutinarias pueden crear una gran cantidad de la dilación y la ansiedad de bajo nivel. Una buena manera de conseguir estas cosas rápidamente es haciéndolas en grupo o lotes filas. Esto significa que todos ellos hacen fila. Usted será capaz de hacerlo rápido porque hay menos tiempo de puesta en marcha ?? en comparación con si usted los extendiese. Y cuando logras está dosificación te vuelves completamente más centrado en lo que tienes que hacer.

Un grupo de cosas que hacer en una hora hoy puede tener este aspecto: Limpiar el escritorio / contestar correos electrónicos de hoy / lavar los platos / hacer tres llamadas / escribir una lista de compras de comestibles para mañana.

  1. En primer lugar, dar valor. A continuación, obtener el valor. No de la otra manera.

Esto es un poco de una cosa contra-intuitiva. A menudo hay una idea que alguien nos debe dar algo o hacer algo por nosotros.

Si deseas aumentar el valor que recibe (el dinero, el amor, la bondad, oportunidades, etc.) hay que aumentar el valor que das. Debido a que con el tiempo prácticamente recibes lo que das. 

  1. Sé proactivo. No reactivo.

Si todo el mundo es reactivo entonces muy poco se realiza. Puedes sentarte y esperar y esperar a que alguien haga algo. Y eso sucede muy a menudo, pero puede tomar mucho tiempo antes de que suceda.

Una forma más útil y beneficioso es ser proactivo, para ser simplemente el que toma la primera acción práctica y llegar a rodar la pelota. Esto ahorra un montón de tiempo de espera y es más agradable ya que siente que tienes el poder sobre tu vida. En lugar de sentirte como que estás dirigido por un grupo de fuerzas externas al azar.

  1. Los errores y los fracasos son buenos.

Cuando eres joven atrévete a probar cosas nuevas y no te preocupes por las fallas. A medida que pasa el tiempo aprendes. Las equivocaciones pueden generar dejar de ser proactiva y para caer en el hábito de ser reactiva, de esperar a que alguien haga las cosas primero. Puede ser que incluso te dé vergüenza o pena hacer las cosas por ti misma. 

El éxito en la vida a menudo proviene de no darse por vencido a pesar de los errores y del fracaso. Viene de ser persistente.

La primera vez que se aprende a andar en bicicleta podrías caer una y otra vez, aplastar una rodilla y llorar un poco. Pero lo mas importante es pararse en ese momento y sacudir el golpe, con el tiempo se aprende a andar en bicicleta. Con esta actitud experimentarás cosas mucho más interesantes, aprenderás lecciones valiosas y tendrás éxito en lo que se proponga.

  1. No te rindas.

¿Por qué se rinde la gente después de sólo unos pocos errores o fracasos? Bueno, creo que una de las razones es porque se golpearon a sí mismos demasiado. Pero es un hábito con poco sentido. Sólo crea dolor adicional e innecesario dentro de ti y genera residuos con el tiempo. Lo mejor es tratar de dejar este hábito lo más que se pueda.

  1. Asumir una buena relación.

Conocer gente nueva es divertido. Pero también puede inducir nerviosismo. Todos queremos hacer una buena primera impresión y no quedar atrapado en una conversación incómoda.

La mejor manera de hacer esto es asumir una buena relación. Esto significa que sólo tienes que fingir que estás cumpliendo con uno de sus mejores amigos. Entonces empiezas la interacción en ese estado de ánimo en lugar de estar lleno de nervios.

  1. Utiliza el sistema de activación reticular a su ventaja.

Aprendí sobre los órganos y el funcionamiento interno del cuerpo en la clase, pero nadie me dijo sobre el sistema de activación reticular. Y eso es una pena, porque esta es una de las cosas más poderosas que puedes aprender. Lo que este sistema de enfoque hace en la mente es permitir ver en el entorno las cosas que te nutren. Esto se logra al llevar la atención solo a las cosas que necesitas en ese momento, en lugar de distraerse con todo.

Establecer metas y revisarlas con frecuencia es una manera de mantener el enfoque en lo que es importante para ayudar a generar la acción que te lleva hacia dónde quieres ir. Otra forma es utilizar recordatorios externos tales como trozos de papel donde se puede, por ejemplo, anotar algunas cosas de como ¿”Dar valor”? o ¿”Asumir una relación”?… Y pegar los pedazos de papel en su refrigerador, espejo del baño, etc.

  1. La actitud cambia tu realidad.

Todos hemos oído sobre tener una actitud positiva o sobre “cambiar de actitud”. 

Lo que he descubierto en los últimos años es que si cambias de actitud, realmente cambias la realidad. Cuando, por ejemplo, utilizas una actitud positiva en lugar de una negativa, para empezar a ver las cosas y puntos de vista que eran invisibles, es probable que concluyas: ¿por qué no he pensado en las cosas de esta manera antes?.

Cuando cambies de actitud cambiará todo el enfoque. Y todas las cosas en tu mundo podrán ser vistos bajo una luz diferente. Hay cosas más divertidas, que estar en lo correcto todo el tiempo. 

  1. La gratitud es una forma sencilla para sentirse feliz.

Si alguien me hubiera dicho que sentirse agradecido de las cosas, es una gran manera de dar vuelta a un estado de ánimo negativo y que me generaría felicidad, entonces probablemente habría practicado mas la gratitud. También es una buena herramienta para mantener tu actitud positiva y centrarse en las cosas correctas. Y para hacer felices a los demás. Que tiende a hacerte aún más feliz, ya que las emociones son contagiosas.

  1. No te compares con los demás.

El ego quiere comparar. Quiere encontrar razones para sentirse bien consigo mismo.

Una forma más útil es compararse a sí mismo. Para ver lo lejos que has llegado, lo que has logrado y cómo has crecido. Puede que no parezca tan divertido, pero en el largo plazo traerá quietud interior, poder personal y sentimientos positivos.

  1. 80-90% de lo que temes sucederá, nunca van a suceder

Este es uno grande. La mayoría de las cosas que temes que van a pasar nunca más sucederán. No son más que monstruos en la propia mente. Y si, por casualidad sucede entonces no será tan dolorosa o mala como esperabas. La preocupación es más a menudo sólo una pérdida de tiempo.

  1. No tomar demasiado en serio las cosas.

Es muy fácil quedar envuelto en las cosas. Pero la mayoría de las cosas que preocupan no entran en la realidad. Y lo que puede parecer un gran problema en este momento quizá no lo recuerdes en tres años.

Tomar los pensamientos y las emociones demasiado en serio a menudo sólo parece conducir a más sufrimiento innecesario. Relajarse un poco más y aligerar un poco puede hacer maravillas en el estado de ánimo.

  1. Anota todo.

Muchas de las buenas o grandes ideas pueden perderse para siempre si no tienes el hábito de escribir las cosas. Esta es también una buena manera de mantener enfoque en lo que quieres.

  1. Hay oportunidades nuevas alrededor de cada experiencia.

En casi cualquier experiencia siempre hay cosas que puedes aprender de ellas y las cosas dentro de la experiencia que pueden ayudar a crecer. Las experiencias negativas, errores y fallas a veces puede ser incluso mejor que un éxito, ya que le enseñan algo totalmente nuevo, algo que otro éxito nunca podría enseñar.

Siempre que tengas una “experiencia negativa” pregúntate: ¿dónde está la oportunidad en esto?, ¿Qué es lo bueno de esta situación? Una experiencia negativa puede, – con el tiempo – ayudar a crear experiencias muy positivas.

 

Esther Fasja

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA