Crianza, Familia, Ser Padres

10 formas de conectarte con tus hijos

  • Este artículo nos da algunas ideas para reflexionar y detenernos a replantear como nos estamos relacionando con nuestros hijos… Cuánto los estamos disfrutando y sobretodo cuánto nos están disfrutando ellos a nosotros…

    Ideas prácticas, concretas y conscientes. Además de sencillas y profundas.

razon-1-bebes-leer

Relacionarnos con nuestros hijos en estos tiempos, en ocasiones se vuelve difícil ya que las exigencias y prisas de la vida diaria nos llevan a olvidarnos de gozar y vivir el presente con ellos, nos alejan de la creatividad y no nos permiten disfrutar del juego, la compañía y el regalo de ser papás. 

¿Cuántas veces disponemos de unos minutos o alguna hora o espacio para estar con ellos observarlos y entregarnos al momento compartiendo así sus intereses, sus juegos preferidos, lecturas o simplemente ESTAR…?

 

Conectar profundamente con nuestros hijos es la clave para la salud emocional, la cooperación y los hogares pacíficos, pero mantenerse conectado en el ajetreo y el bullicio de la vida diaria puede ser un reto. Tenemos que poner intención sobre como manejamos nuestras relaciones con los hijos, especialmente si queremos que estas relaciones puedan prosperar en los años venideros.

Aquí hay 10 maneras de conectarte con tu hijo. Esto requiere tiempo y compromiso, pero vale la pena hacer el esfuerzo:

  1. Deja de lado las distracciones. No voy a tratar de mandar un mensaje anti-tecnología, ya que no espero que dejes los correos electrónicos sin respuesta o el celular. Lo que sugiero es que saques tiempo cada día para sintonizar con tus hijos. No tiene que ser una gran cantidad de tiempo cada día. La clave es centrar realmente toda la atención en ellos sin importar tanto la cantidad de tiempo que sea. Recuerda que calidad es mas importante que la cantidad.
  1. Conoce lo que hace que se sientan amados y hazlo diario. Algunos niños necesitan más cariño, otros necesitan escuchar palabras firmes. El lenguaje del amor es difícil y sencillo al mismo tiempo, para poder usarlo es necesario conocer muy bien a tus hijos. Es saber decir las cosas de tal manera que se sientan amados. En la otra cara de esta moneda, asegúrate de evitar las cosas que van en contra del amor. Por ejemplo, si el lenguaje de amor de tu hijo se basa en palabras de afirmación, tienes que tener cuidado de no criticar a ese niño cuando estés afirmando. Asegúrate de decirles lo que te gusta de ellos, fomentar y ser cariñoso.
  1. Mostrar interés sincero en sus intereses. No importa si es Minecraft o One Direction, lo importante es hacerlo sentir escuchado. Tómate el tiempo para explorar e investigar acerca de sus gustos, sorpréndelo con tu conocimiento del tema.
  1. Se un padre/madre con quien puedan hablar. Esto significa ser capaz de escuchar sin repartir juicios o críticas. Tenemos una tendencia a querer ofrecer consejos a nuestros hijos sin importar la situación o la gente que esta alrededor. A menudo les damos poca importancia a lo que están sintiendo, es importante mostrarles empatía y hacerles ver que los podemos entender.
  1. Usa la disciplina positiva. Suelta el acto autoritario a favor de ser un líder y un maestro. Los castigos solo generan distancia entre tu hijo y tú, la próxima vez piensa si realmente es necesario aplicar el castigo. Enséñale habilidades para que sepan resolver los problemas y utiliza las consecuencias justas y lógicas con una buena dosis de empatía. Así podrás mantener  la conexión con tu hijo y las habilidades para un mejor auto-control.
  1. El juego es poderoso. Perseguirlos por el patio, correr a través de los aspersores, tener una fiesta de baile, o disfrazarse y actuar un cuento. Con los juegos vas a generar situaciones que los llenen de alegría y unan a toda la familia.
  1. Haz rituales amorosos como parte de su día. La mayoría de la gente piensa en la hora de acostarse para esto, y eso es un tiempo maravilloso para conectar, pero hay otras opciones también. Puedes pensar en hacer el desayuno juntos cada mañana o poner chistes y notas en la lonchera de su hijo, hay pocas oportunidades durante todo el día para transmitir el mensaje importante de Te quiero. Tu importas.
  1. Díles historias familiares e historias de su infancia. A los niños les encanta escuchar como eras cuando estabas pequeño y esto también les ayuda a llegar a conocerte mejor. Empiezan a entender que eres más que mamá o papá, ya que también eres una persona con una historia y esto trae conexión más cercana.
  1. Comienza un diario con tu hijo. Esto abre la oportunidad para que ella diga cosas que tal vez no quiero decir cara a cara y también es una especie de libro de memorias de su infancia y algo que será recordado mientras vaya creciendo.
  1. Siempre acércate y reconcíliate pronto después de una pelea. Si gritaste o fuiste grosero, es importante reconocer el error  y pedir disculpas. No permitas que los sentimientos negativos se agraven. Encuentra maneras de trabajar a través de los problemas de la manera más positiva posible.

Esther Fasja

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA